Artículos Cristianos Bíblicos «BEREA»

La Iglesia Evangélica: Una voz profética

Escrito por articuloscristianos 23-12-2008 en General. Comentarios (20)


http://ceirberea.blogdiario.com/img/raschke-clamor.jpg

 

Domingo 11 de Abril del 2010

Iglesia

 Puerto Rico


Por: Rev. Jorge Raschke*

 

En esta hora, la Iglesia Evangélica es la voz profética de Dios como lo fueron los profetas en el Antiguo Testamento y los apóstoles y discípulos en la Iglesia Primitiva.

 

En el cumplimiento de este papel, la Iglesia Evangélica tiene que ser no solo la portadora de la verdad, sino también su más ardiente defensora. Vivimos tiempos apocalípticos. Satanás sabe que esta es su última batalla por lo que lanza ataques desesperados contra la Iglesia Evangélica en general y contra todo aquello que se oponga a sus planes. Confusiones teológicas con apariencia de pureza, pero que en su interior llevan el fermento del engaño y de la muerte. Doctrinas erróneas, pero expuestas como si fueran las nuevas verdades salvadoras. Esta es la tónica de los días que vivimos. Surgen los «unificadores de iglesias» cuyos líderes pretenden ser los nuevos mesías ya que según lo proclaman a través de los poderosos medios masivos de comunicación que manejan, el Hijo de Dios fracasó y hay que buscarle uno que lo sustituya. Y claro. Los reemplazantes son ellos. ¡Qué atrevimiento! ¡Con qué rudeza va a caer la mano de Dios sobre estos mentirosos y desalmados de la fe!

 

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a  espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1 Timoteo 4:1).

LA SANA DOCTRINA

Como voz profética, es necesario que la Iglesia Evangélica contienda eficazmente por la sana doctrina. Que abandone su actitud complaciente y tolerante hacia los falsos profetas. Que adopte una actitud militante para evitar que las falsas enseñanzas sigan engañando a las gentes.

 

Así como en el Antiguo Testamento los profetas de Dios asumían una postura  recta y valiente contra el engaño y la falsedad, la Iglesia Evangélica debe alzar su voz hoy día aunque vengan amenazas y presiones de los poderosos mercaderes de la religión. Aunque los agentes del diablo sumidos en las más tétricas tinieblas espirituales nos vengan a intimidar.

 

Ante la obra de confusión doctrinal que existe en el día actual, la Iglesia Evangélica tiene que llevar a cabo su rol profético. Debe enseñar la verdad de Dios y al mismo tiempo denunciar toda falsedad.

 

“Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Judas 3).

 

Es triste ver en el día de hoy iglesias evangélicas que guardan silencio con tal de mantener gran número de asistentes y grandes entradas de dinero para financiar sus monumentales presupuestos. Se niegan a denunciar la corrupción de la sociedad en que viven. Corrupción que se encuentra incluso en sus propios escaños, coros y púlpitos. Se toleran condiciones morales que harían parecer el caso de la iglesia de Corinto un juego de niños. Actúan a la ligera. No imitan al apóstol Pablo cuando denuncia proféticamente el pecado de inmoralidad que se permitía en Corinto:

 

“De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles, tanto que alguno tiene la mujer de su padre” (1 Corintios  5:1).

 

Al escribir en ese tono, el apóstol cumplía su responsabilidad profética. Y esa forma de enfrentar los problemas no fue solo en este caso, sino que la mantuvo a lo largo de todo su ministerio y aun hasta el mismo momento de su muerte.

 

DENUNCIA A TIEMPO

 

Si la Iglesia Evangélica hubiera hecho oír su voz a tiempo, quizás la humanidad no habría conocido a un Adolfo Hitler, a un Mussolini en Italia, a un Trujillo en República Dominicana, a un Castro en Cuba. El holocausto de seis millones de judíos tal vez nunca hubiera ocurrido. Tampoco el Tribunal Supremo de Estados Unidos nunca hubiera eliminado la oración a Dios y la lectura de la Biblia de las escuelas.

 

El hijo de la educadora atea Madelyn Murria O'Hare me dijo hace poco: “Mi madre me usó para llevar a cabo el caso del que se valió Satanás para eliminar la lectura de la Biblia y la oración a Dios del sistema de educación de la nación más poderosa de la tierra. Pero nada de esto se habría logrado si en aquel momento de la década del sesenta, en vez de estar encerrados gozándose en sus templos, los cristianos evangélicos hubieran sido la voz profética de Dios en este país”.

 

En 1976 presidí la Cruzada contra la Pornografía en la isla de Puerto Rico. Por aquel entonces, la pornografía empezaba a aumentar en toda la isla. Un día, mientras predicaba desde un púlpito, me hice el compromiso de llevar la voz profética de Dios a las calles, frente a aquellos antros de perdición. La idea predominante en la Iglesia Evangélica en esos días era que los creyentes solo podían alzar su voz desde las cuatro paredes del templo. Acompañado solo por un puñado de personas compuesto en su mayoría por evangélicos de la organización “Catacumbas” iniciamos la lucha.

 

Con este pequeño y mal organizado ejército de cristianos evangélicos le declaramos la guerra a aquel imperio criminal. A medida que fuimos penetrando en las entrañas del enemigo, descubrimos que aquel era un negocio multimillonario. ¡Dura empresa en la que nos comprometimos! ¿Valía la pena seguir adelante, o mejor “le dejábamos el problema al Señor”? Recordamos el daño que la pornografía le estaba haciendo a nuestros niños, a nuestros adolescentes, a nuestras familias y a nuestra propia nación. Así es que decidimos seguir adelante.

Nuestros enemigos no surgieron únicamente de las entrañas de aquel monstruo. También surgieron de las filas de nuestros propios hermanos. De los centros de una Iglesia Evangélica fría, apática e indiferente. Nos atacaron desde los púlpitos y de cualquiera otra tribuna que resultara apropiada. Nos tildaron de endemoniados. Nos decían que los cristianos evangélicos no se enredaban en protestas frente a prostíbulos, tiendas de venta de artículos pornográficos, ni cines donde se exhibían estas películas.

Pero no cedimos. Más bien con renovados ánimos continuamos en nuestra denuncia. La voz profética de “cuatro gatos” empezó a resonar como el rugir de leones o como el estruendo de muchas aguas. Dos años después se comenzó a ver la mano de Dios actuando.

El entonces gobernador, Licenciado Carlos Romero Barceló, nombró la primera comisión en la historia de Puerto Rico para estudiar el problema de la pornografía. Sus integrantes, miembros de su gabinete y quien escribe esto, comenzamos a trabajar. En lo que a este servidor respecta, me hice asesorar en esta tarea por Milton Picón.

El fruto de esta lucha fue la aprobación de la ley más estricta y fuerte contra la pornografía en toda la nación estadounidense: cerrar todos los cines pornográficos y evitar que el crimen organizado del este de Estados Unidos convirtiera a nuestra isla en algo semejante a Las Vegas o a la Calle 42 y Broadway, en Nueva York.

Por supuesto, el problema total no estaba resuelto y aun hoy vemos que Satanás tiene nuevas cabezas de playa en la isla. Sin embargo, con nuestro esfuerzo y determinación probamos que cuando los cristianos evangélicos cumplen con su deber profético de actuar y alzar su voz contra la injusticia y la corrupción, Dios hace milagros en esa sociedad donde reside la Iglesia Evangélica.

A cada pastor, evangelista, ministro y creyente laico de la Iglesia Evangélica que está leyendo este artículo los exhorto a ser fieles a Dios. A que se sobrepongan a todos los intentos de Satanás por llenarles de temor y desaliento para lo cual usa a los incrédulos y a los mismos creyentes. Que a diferencia de Elías que en medio del caos y la perversión que había en el gobierno de Acab y Jezabel huyó a esconderse en las cuevas de la frustración y el desánimo, alcen su voz y confíen en aquel que les ha llamado. Satanás trata de hacernos creer que no quedan creyentes valientes que se atrevan a alzar su voz profética en esta hora. Pero quedan muchos siervos de Dios que siguen luchando contra las fuerzas del mal. Con ellos hay que hacer cuerpo y constituir una muralla invencible.

“Y Jehová le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías? Él respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y solo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida (1 Reyes 19:9-10).

Levantemos nuestras voces en esta hora final y proclamemos a los cuatro vientos que ante el caos, la injusticia, la inmoralidad y la incertidumbre que hoy vivimos todavía hay esperanza en Cristo Jesús Señor nuestro. No temamos la desolación y aparente ausencia de voces que defiendan la verdad. Recordemos lo que Dios le dijo a Elías: “Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron” (1 Reyes 19:18).


Escuchemos la voz de Cristo señalándonos a todos que no estamos solos, ni lo estaremos jamás. Aunque la batalla arrecie, aunque Satanás pareciera querer vencernos, aunque nuestras fuerzas tiendan a debilitarse, recordemos lo que dijo Jesús:


“Y ...les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra ...y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”
(Mateo 28:18,20).

* Artículo tomado de su libro "La Batalla Final", páginas 183-188, publicado por Editoral Betania en 1997.


http://ceirberea.blogdiario.com/img/jorge-raschke2.jpg

* Jorge Raschke es un evangelista puertorriqueño de larga trayectoria en la batalla de la fe, es un luchador  de mil campañas. A través de su ministerio “Clamor a Dios”, de Radio “Clamor” y de campañas  evangelísticas permanentes en diversos países del mundo, cumple con fidelidad  su ministerio para Cristo. Una vez al año su ministerio lleva a cabo una gran cruzada frente al Congreso de Puerto Rico, denominado el "Día de Clamor a Dios", donde miles de creyentes se reúnen para dar testimonio de su fe y fidelidad a Cristo. También lucha a favor de los derechos del pueblo cristiano, de los valores morales y las clases oprimidas.

Sitio web del Ministerio Clamor a Dios (Rev. Jorge Raschke):

www.clamoradios.pr

 

Evangelista Jorge Raschke


RADIO "CLAMOR"
:

Escuche la emisora radial del Ministerio "Clamor a Dios" del evangelista puertorriqueño Jorge Raschke, haciendo un click en el boton "Reproducir".

ALADIC


.

Predicadores ¿De cual Cristo?

Escrito por articuloscristianos 26-05-2008 en General. Comentarios (19)


Domingo 18 de Mayo del 2008
Apostasía
 Estados Unidos


Por: Dr. Antonio Bolainez*

INTRODUCCIÓN

Recientemente estuve en la Isla de Puerto Rico, donde tuve el privilegio de conocer de cerca esa historia rica de la obra cristiana que ha salido en los últimos cien años de esta bendecida isla ubicada en el mar Caribe; y que indudablemente es la más bendecida, ya que en el resto de las islas, aledañas a República Dominicana, en su mayoría son islas hundidas en tradiciones y practicas relacionadas con el satanismo.


Pero Puerto Rico, tiene toda una historia de grandes hombres de Dios, verdaderos siervos del Él. La mayoría de ellos ya han partido con el Señor, y son muy pocos los que quedan de esa vieja guardia; es imposible no encontrar un testimonio de la gloria de Dios a través de estos siervos, que fueron fieles hasta el último suspiro de sus vidas, hombres que amaron la verdad y que predicaron esa verdad, haciendo que miles de almas recibieran al verdadero Cristo que murió en la cruz del calvario.


Estando en compañía del Rev. Mario Reyes —importante líder de la iglesia evangélica en la ciudad de Atlanta Georgia; y también puertorriqueño— me compartía sobre los falsos predicadores que están presentando a un Cristo distinto al que murió en la cruz del calvario, basado en esa conversación he decidido escribir este artículo que a continuación desarrollo.


APLAUDIDOS POR MUCHOS Y DESCONOCIDOS POR JESÚS


"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad." Mateo 7:21-23.


¿Quienes son estos súper apóstoles que se presentan como las grandes celebridades del pueblo evangélico, irradiando soberbia y haciéndose acompañar por guardaespaldas, excesivamente derrochadores, es decir comelones y bebedores? ¿Son en verdad representantes del Cristo que murió en la cruz del calvario? ¿Realmente están ellos dando la gloria al verdadero Cristo? ¿A cuál Cristo representan ellos en realidad?


Un hermano de Nicaragua, me mando una nota del periódico nicaragüense El Nuevo Diario, sobre un reportaje titulado: “Llega Magnate del evangelio” editado por el periodista Edwin Sánchez y publicado el día 30 de Abril 2008. El periodista Sánchez presenta su reportaje en forma objetiva, con una contundente evidencia sobre la falsa realidad de quien se dice ser apóstol, y a quien desgraciadamente nuestros líderes evangélicos de mi país natal, ciegamente, lo han recibió como si fuera Jesucristo mismo.


Imagen del mencionado "tele-evangelista"
durante
la conferencia de prensa en Managua,
Nicaragua
publicada en "El Nuevo Diario".


Estos falsos apóstoles de la prosperidad, hacen alarde de sus extraordinarias nuevas revelaciones, presentándose como los nuevos iluminados del Señor. Muchos de estos fantásticos apóstoles, como el que se menciona en el reportaje del diario nicaragüense, hasta hace poco tiempo, no eran más que simples hombres sin preparación académica y con un historial de fracaso en los negocios. Pero hoy se presentan como grandes catedráticos, como grandes maestros de las verdades del evangelio, y haciendo alarde de ser hombres de grandes influencias políticas.

Nuestra iglesia evangélica de América Latina está invadida de este tipo de hombres, ellos están haciendo creer a nuestros feligreses que son verdaderos ministros del Señor Jesucristo, y se presentan como una especie muy especial de parte del Señor, al punto que se atreven a decir que ellos son enviados para traer una “restauración apostólica”, y como los hombres iluminados para liderar la gran conquista de las naciones.


Estos súper hombres infiltrados como apóstoles del Señor, están acarreando multitudes de almas sedientas de conocer al Señor Jesucristo, pero el gran problema es que les están presentando a un Cristo que no es el Cristo que murió en la Cruz del Calvario, o mejor dicho les están presentando un evangelio muy diferente al que presento el Señor Jesús y sus apóstoles, un evangelio que suena bastante bonito, pero que es más parecido a la nueva era y al gnosticismo.


Si el Cristo que estos falsos apóstoles están presentando, no es el Cristo que narran los evangelios, entonces que les están haciendo recibir a estas multitudes, por cierto miles de ellos salidos de numerosas iglesias evangélicas a las cuales ellos ahora llaman iglesias anticuadas. El tan solo pensar en eso, me pone como comúnmente se dice “con los pelos de punta”. Pero para poder llegar a averiguar esa incógnita, necesitamos ver a la luz de la Biblia si lo que estos falsos apóstoles están diciendo es verdad.


PUEDE HABER NUEVA RESTAURACIÓN APOSTOLICA


"Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anuncia un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguien os predica un evangelio diferente del que habéis recibido, sea anatema." Gálatas 1:8-9.


En una de mis conferencias impartida el 01 de mayo de este año, a los pastores del concilio Alianza Cristiana, en la ciudad de Torreón, Coahuila, México, les compartía que nuestra comunidad hispana en Estados Unidos, en su gran mayoría es gente que trabaja en construcción, y que por lo tanto entiende perfectamente la palabra “Restauración”. Déjenme citarles la definición del diccionario: “Restauración. (Del lat. restauratĭo, -ōnis). f. Acción y efecto de restaurar. || 2. En un país, restablecimiento del régimen político que existía y que había sido sustituido por otro. || 3. Reposición en el trono de un rey destronado o del representante de una dinastía derrocada. || 4. Período histórico que comienza con esta reposición”.


Para nuestros hispanos en Estados Unidos, esta palabra significa, remover las cosas viejas para hacerlo nuevo, en otras palabras remover las estructuras viejas y poner nuevas, que es exactamente la idea central de las definiciones del diccionario. Al analizar esta palabra de inmediato nos damos cuenta que las afirmaciones de estos falsos apóstoles, es totalmente anti bíblica y por lo tanto anatema, por cuanto las enseñanza de los apóstoles del nuevo testamento continúan siendo vigentes y en ningún momento pueden ser restauradas, o que se le pueda añadir cualquier otra forma al fundamento que ya se ha sido dado a la iglesia.


En la restauración apostólica y profética observamos
ensalzada la figura
del “apóstol” minimizando el genuino
evangelio de salvación en Cristo Jesús.


Algunos de estos falsos apóstoles tratan de respaldar su famosa restauración apostólica amparándose en el pasaje del libro de los Hechos 3:21. "A este, ciertamente, es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo." Por supuesto que aplicar este pasaje a las pretensiones de estos falsos apóstoles, es un garrafal error de interpretación, puesto que el mensaje de Pedro está dirigido al glorioso día de la Segunda Venida del Señor Jesucristo en poder y gloria; para precisamente establecer el reino milenial, es decir el gobierno de restauración de todas las cosas, incluyendo el mismo planeta tierra que gime en estos momentos ante tanta contaminación.

Si la Biblia no respalda a estos falsos apóstoles sobre su famoso tema de restauración, quiere decir que estos están en gravísimos problemas delante de nuestro Dios Todopoderoso, y por lo tanto tal como lo declara el apóstol Pablo en Gálatas 1:8-9, son anatema. ¿Ahora entienden ustedes mi preocupación por los líderes de mi país de origen, Nicaragua, al estar abriendo puertas a este tipo de personas?.


La Biblia entera nos advirtió seriamente a tener cuidado sobre este tipo de falsos profetas y falsos maestros que se presentarían como ministros de Cristo, pero que si fin seria otro. Basta con solo leer capítulos como 2 Pedro 2; Judas capitulo 1; 2 Timoteo 3:1-5. y 4:1-4. Y podría seguir citando innumerables pasajes, desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo Testamento, que advierten de la aparición de estos hombres.


Por lo tanto quedan totalmente descartadas las pretensiones de estos falsos apóstoles de la prosperidad, y que en la mayoría de los casos ni siquiera entienden ellos la palabra apóstol, ya que si la entendieran no se presentarían con tanta soberbia, sino que estarían haciendo lo que realmente significa ser apóstol, ser un “Enviado”; que es realmente el trabajo que hace un misionero. El apóstol nunca era enviado para ser servido, sino para servir en la misión a la cual el Señor lo había encomendado: Levantar nuevas iglesias.


¿EXISTE UNA NUEVA REVELACIÓN?


"Yo advierto a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añade a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quita de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro." Apocalipsis 22:18-19.


Estos falsos ministros siempre están hablando de ser los paladines de las nuevas revelaciones del Señor. Constantemente están presentándose como profetas, anunciando nuevas revelaciones profundas, y hasta anunciando nuevas visiones de una nueva forma del evangelio, al cual llaman el “espíritu de la visión”; tal como lo enseña el llamado apóstol César Castellanos en su famoso proyecto G12.


Lo peor es que no solo las multitudes de evangélicos están totalmente engañados con este tema de restauración y nuevas revelaciones, también una enorme cantidad de pastores se han creído estas terribles y aberrantes herejías, y lo peor es que estos engañados están dispuestos hasta arriesgar su propia salvación por defender de forma fanática estas falsas enseñanzas. Esto me recuerda el mensaje a la iglesia de Tiatira en Apocalipsis 2:18-28. Esa famosa profetisa a la cual el Señor llama Jezabel, seducía a la iglesia de Tiatira, haciéndole creer que ella traía profundidades del Espíritu Santo.


Cualquier nueva revelación o cualquier nueva visión, que involucre añadidos a los fundamentos del evangelio de las sagradas escrituras, es considerada totalmente inaceptable por la teología, sencillamente porque el Canon de las Sagradas escrituras está sellado. Y Pablo fue contundente en su mensaje a los Gálatas, anunciándole que cualquier añadido al evangelio sería considerada una blasfemia, y por lo tanto los involucrados serían simples anatemas, y la misma Biblia termina con una seria advertencia sobre a los que traten de añadir o quitar las cosas escritas y selladas en la palabra. Tal como lo indica el pasaje de Apocalipsis 22:18-19.


En definitiva no puede haber nueva revelación, lo que sí es una realidad, es que el Espíritu Santo nos da luz sobre la profundidad de la palabra del Señor en la Biblia, no debemos confundir, el don de profetizar del Espíritu Santo en la iglesia, es decir que el Señor usa a hermanos en la iglesia con mensaje de profecía, y desde luego esa profecía en ningún momento se contradice con la palabra del Señor, todo lo contrario, siempre está respaldada en la palabra y en ningún momento para sustituirla.


NUNCA LES CONOCI


"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad." Mateo 7:21-23.


Es indiscutible, estos falsos apóstoles acarrean a multitudes, sus iglesias están repletas de adeptos, pero ¿A que Cristo han recibido estos seguidores? pues en el mensaje de estos falsos apóstoles nunca predican sobre el arrepentimiento, nunca predican sobre la eternidad en relación a la verdad ineludible del infierno, nunca predican sobre la inminente venida del Señor Jesucristo, nunca predican sobre el pecado, en especial sobe el adulterio, fornicación y mucho menos sobre la homosexualidad.



En la “nueva revelación” el nombre de Cristo es usado como un
medio para la prosperidad y engrandecimiento del individuo. En el
verdadero evangelio Cristo es el único camino para
llegar al Padre,
y la mira esta en las cosas de arriba, no en las de la tierra.


¿Entonces si estos hombres nunca predican sobre el verdadero arrepentimiento, como es que muchísimas personas se han convertido en sus iglesias, y como es que han arrastrado a miles de evangélicos de otras iglesias? Para poder entender mejor esto tenemos que analizar este pasaje de Mateo 7:21-23.

Debemos de aclarar que de acuerdo a las palabras del Señor Jesús, esto ocurrirá el día del Juicio final, no en el tribunal de Cristo, puesto que este tribunal solo será para la iglesia que ha sido arrebatada y por lo tanto estos falsos apóstoles no estarán allí. Por lo tanto estos hombres estarán frente al gran trono Blanco en el día del gran juicio final. Apocalipsis 20:11-15. Los mismos demonios tiemblan cuando escuchan sobre el gran juicio final, imagínese lo que será para estos falsos predicadores, que se han enriquecido utilizando la imagen del Señor Jesús.


En estos primeros días de mayo que estuve en la ciudad de Torreón, Coahuila, me acompañó el pastor Miguel Rosell de Madrid, España, y le consultaba a Miguel si pensaba él que estos falsos predicadores, no saben que lo están haciendo es malo, y lo están haciendo en forma inocente; la pregunta la formulé en base a las expresiones que ellos le hacen al Señor en el pasaje de Mateo. Miguel me respondió que en ningún momento ellos son inocentes de lo que están haciendo, pues en la mayoría estos falsos apóstoles salieron de iglesia con buena doctrina. En otras palabras, ellos en sus inicios fueron conocedores de la verdad doctrinal. La razón que ellos tratan de argumentar ante el Señor, es porque no les queda otra alternativa más que recurrir al argumento de haber sido predicadores del Señor Jesús, por los poderes y prodigios que a ellos les acompañó.


Pero no hay que olvidar que el propio Señor Jesús enseña, que los falsos profetas, vendrán dotados de poderes para hacer toda clase de milagros y prodigios, con la finalidad de engañar aun a los escogidos. Mateo 24:23-25. El mismo Pablo escribió a los hermanos de Tesalónica, que estos falsos hombres vendrán dotados de todo poder engañoso. 2 Tesalonicenses 2:9-12.


Es por eso que el Señor no les reprocha, cuando ellos dicen: Señor, Señor, en tu nombre profetizamos, en tu nombre echamos fuera demonios y en tu nombre hicimos muchos milagros, en otras palabras ellos utilizaron el nombre del Señor, y por supuesto los demonios tienen que salir cuando se les manda en el nombre del Señor Jesús.


La repuesta del Señor es contundente y desconcertante para ellos, “nunca les conocí hacedores de maldad”. Miguel Rosell me compartía una enseñanza en relación a la demonología, referente a los demonios del hades, que estos son demonios de maldad. ¿Por qué el Señor les dice hacedores de Maldad?


La repuesta, me decía el pastor Mario Reyes de Atlanta Georgia, es que estos falsos apóstoles, en realidad lo que están haciendo es hacer creer a esa multitud que los sigue, que ellos están recibiendo al Señor Jesucristo, pero realmente es al anticristo el que reciben, y por lo tanto todas estas almas, al no tener el verdadero evangelio, lo que están recibiendo es a la misma bestia, que se ha introducido por medio de estos falsos apóstoles, y de esa manera ataca al cuerpo de Cristo desde adentro de la iglesia.


Al no tener el verdadero evangelio, las almas están
cayendo cautivas bajo el espíritu de la bestia anticristo.
Siendo terreno fértil para el ecumenismo y la creciente apostasía.


Miles de estas almas, vinieron a estas iglesia con el deseo de recibir al Señor, pero se encontraron con un evangelio que no les exige nada a cambio, y que nunca les predicó el arrepentimiento y perdón de pecados por la sangre del cordero de Dios, en otras palabras miles de estas almas pudieron haber llegado a los verdaderos brazos del Señor Jesús, pero no lo hicieron por culpa de estos falsos maestros.

Una de las cosas graves delante del Señor, es hacer tropezar a las ovejas. Mateo 18:6. Estos falsos apóstoles están engañando a multitudes, y están presentando un evangelio demasiado liviano, como dije un evangelio, que se parece más a la nueva era que el evangelio del Nuevo Testamento. De allí la impresionante declaración del Señor Jesús, “Nunca les Conocí”. En otras palabras ellos nunca pertenecieron al verdadero Cristo de la cruz del calvario, ellos pertenecieron al falso Cristo, es decir al anticristo.


CONCLUSIÓN

Es sumamente duro hablar de esto, pero desgraciadamente es una realidad que la estamos viviendo en todo su esplendor. Estos falsos apóstoles se han apoderado de casi la mayoría de las conocidas fraternidades de pastores, desde donde manipulan y persiguen a los verdaderos predicadores, tal es el caso patético en la ciudad de Piedras Negras, Coahuila, México, un pueblo fronterizo con Texas, esta ciudad tiene dos alianzas de pastores, y ambas están “secuestradas” por falsos ministros del apostolado de la prosperidad y de los encuentros.


Algunos de estos líderes atacaron a nuestro ministerio con palabras de maldición y con toda clase de calumnias, puesto que no pudieron defenderse con la palabra del Señor, al no haber podido demostrar ellos con la palabra, de que sus enseñanzas eran Bíblicas, acudieron a la amenaza y la calumnia, algunas de ellas sumamente ridículas, como la que yo estaba enseñando que la iglesia pasara aquí en la tierra la Gran Tribulación. Estas dos alianzas de Piedras Negras, se han unido para atacar y boicotear al pastor Jesús Martínez, rompiendo los afiches y anuncios, que él ha puesto con motivo de la visita del pastor Miguel Rosell, a esa ciudad en los en la segunda semana de mayo.


"Así que por sus frutos los conoceréis." Mateo 7:20. Estos falsos apóstoles son capaces de hacer cualquier mal contra todo siervo que no piense como ellos, tal como está sucediendo en Piedras Negras; estos falsos apóstoles son profundamente soberbios, tal como presenta el artículo del Nuevo Diario, que cito al comienzo de este articulo. Ellos llenan a la perfección el pasaje de Pablo en 2 Timoteo 3:1-5.


Al haber leído el artículo de este periódico de la visita de este hombre a Nicaragua, y ver como el propio liderazgo evangélico nacional le abrió las puertas, me ha dado profunda tristeza. Pues cuando los líderes cristianos de un país están ciegos, entonces el futuro de esa nación es un futuro incierto. Me duelo por Nicaragua, que está cargando con una enorme crisis, y la iglesia evangélica gastando miles de dólares en hoteles de cinco estrellas para satisfacer la soberbia de estos falsos profetas, que se hacen acompañar de guardaespaldas, pagados por las ofrendas de los mismos evangélicos; en este caso, por nuestros propios evangélicos de Nicaragua, quienes al final son quienes pagan la enorme factura de gastos.


Aunque debo aclarar que no todo el pueblo evangélico de Nicaragua está apoyando estas falsas doctrinas y mucho menos estas extravagantes visitas, lo mismo puedo decir del resto de los países de América Latina, pues el Señor siempre tiene su remanente. "Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de maldad todo aquel que invoca el nombre de Cristo." 2 Timoteo 2:19.


Hoy más que nunca nuestros hermanos evangélicos, deben de permanecer en una buena iglesia, que mantenga la sana doctrina, no importa que les digan que está en una iglesia anticuada, asegúrese que su pastor predique el verdadero santo evangelio. Lo mismo aconsejo a las almas que todavía no han recibido al Señor, les insto a que busquen lo antes posible al Señor Jesucristo, y que no tengan miedo, siempre el Señor tiene una buena iglesia en su comunidad, iglesia y pastor que aman al Señor.


"Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él y él conmigo." Apocalipsis 3:20.

Dios les bendiga grandemente.

Shalom.

Dr. Antonio Bolainez


Citas Bíblicas:
Reina Valera Revisada (1995) Bible Text. Miami : Sociedades Biblicas Unidas, 1998

Diccionario consultado:
Microsoft® Encarta® 2006. © 1993-2005 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

Cita periodistica:
El Nuevo Diario, 05/05/2008, Sanchez Edwin, "Llega magnate del evangelio" http://www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/14896

 

* El doctor Antonio Bolainez es un reconocido escatólogo (estudioso de las profecías del final de los tiempos), dirige el Ministerio Evangélico Cristiano Internacional "Bolainez Ministries Inc." y radica en Texas, USA. Dios ha permitido a este Ministerio viajar por el mundo, compartiendo las Sagradas Escrituras, las buenas nuevas de nuestro Señor Jesucristo y las advertencias proféticas de los últimos días.


Sitio Web del Dr. Antonio Bolainez:


http://www.bolainez.org
.

Una Iglesia Fiel

Escrito por articuloscristianos 20-04-2008 en General. Comentarios (4)


http://ceirberea.blogdiario.com/img/iglesia-fiel.jpg

Domingo 13 de Abril del 2008
Iglesia
 Chile

Por: Pbro. Raúl Rojas Meneses*


INTRODUCCIÓN


En Hechos 2:1–4, 41–47 se nos presenta la formación de la Iglesia y como ésta se conducía y crecía. De acuerdo al texto leído, se nos indica que desde un comienzo los miembros de la iglesia “perseveraban en la doctrina de los apóstoles”, y “el Señor añadía cada día los que habían de ser salvos”.

La Iglesia la podemos definir como universal e invisible, que consiste de todo el número completo de escogidos, que han sido, son y serán reunidos en uno, bajo Cristo como su cabeza; y es la esposa, el cuerpo, la plenitud de Aquel que lo llena todo en todo.


La Iglesia tiene una tarea divina, dada por Dios, relacionada con la verdad:


- Debe preservar la Palabra de Dios. Esto es mantener y defender la verdad en contra de todas las fuerzas de la incredulidad y el error (Tito 1:9–11 y Judas 3).

- Debe administrar la verdad. Esto consiste en la predicación de la Palabra de Dios en el mundo, para la conversión de los pecadores (Marcos 16:15; Romanos 10:13-15), y la predicación al pueblo de Dios para la edificación espiritual (2 Timotep 3:16-17; Hebreos 5:11 al 6:3).


En 1ª de Pedro 2:9 se nos presenta a la Iglesia en una relación con Dios y con el mundo: llamada a ser una nación santa, apartada para la adoración de su Señor, y por otro lado llamada a convivir con el mundo, “para anunciar las virtudes de aquel que nos sacó de las tinieblas a su luz admirable”. Esta misma idea la encontramos en la oración de Jesús en Juan 17: “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo” (Versículos 15 y 16).


Gracias al Señor que la piedra principal de la Iglesia es él mismo, y nosotros piedras vivas que se edifican sobre el fundamento. Por lo tanto él es “quien edifica a su Iglesia”, pues si fuera por nosotros ésta ya habría desaparecido.

La historia de la Iglesia está llena de evidencias de fracaso humano, corrupción mundana, infidelidad, desviación doctrinal, indulgencia y debilidad. No obstante, el Señor es quien sigue construyendo la Iglesia. Hasta en los tiempos más asoladores, siempre “ha quedado un remanente escogido por gracia (Romanos 11:5).


En esta oportunidad quisiera referirme a ciertos peligros o amenazas que son riesgo para el cumplimiento de la misión dada por el Señor. Y finalmente establecer la absoluta relación entre la Iglesia, como organización, y sus miembros.


I) PELIGROS QUE LA IGLESIA DEBE EVITAR:


1.
Iglesias que descuidan la adoración.

La Iglesia no siempre se destaca por la profunda realidad de su culto de adoración. Parecería que existe poco sentido de la grandeza y la gloria del todopoderoso Dios. No se refleja una inclinación ante él, sobrecogidos y maravillados por su magnificencia y misericordia. Se nota una lejanía abismante con las palabras del salmista “Oh Jehová, Señor nuestro, ¡Cuán grande es tu nombre en toda la tierra, que has puesto tu gloria sobre los cielos!” (Salmo 8:1).

 
En estas iglesias, el culto de adoración muchas veces no es más que ritual sin realidad, forma sin poder, entretenimiento sin temor, irreverentes, religión sin Dios. “Este pueblo con los labios me honra, mas su corazón lejos está de mí” (Marcos 7:6).


“Este pueblo de labios me honra; mas su
corazón está lejos de mí” (Mateo 15:8).


Una iglesia que adora al Señor debe tener una lectura y predicación de su Palabra tan fieles, que por medio de ellas se oiga su voz viva, dirigiéndose a su pueblo. La administración de la Cena del Señor debe ser tan reverente y expectante, que la presencia del Señor Jesucristo entre su pueblo y alrededor de la mesa, sea una realidad innegable. Y finalmente el ofrecimiento de la alabanza y oración tan sincero que el pueblo de Dios diga con Jacob: “Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía” (Génesis 28:16) y los incrédulos presentes caigan de rodillas y adoren a Dios exclamando: “...Verdaderamente Dios está en vosotros” (1ª Corintios 14:25).


2.
Iglesias preocupadas sólo por el crecimiento numérico y económico, y no por la salvación de las almas y edificación espiritual del pueblo de Dios.

En la actualidad existen muchas iglesias seducidas por el movimiento de “Iglecrecimiento”. Este movimiento establece las leyes del mercado para dirigir una iglesia, “se le da al consumidor lo que él quiere comprar y no lo que realmente necesita, de acuerdo a la Palabra del Señor”. Las iglesias permiten que los dramas, la música mundana, la recreación, el entretenimiento, los programas de autosuperación, etc, opaquen la adoración tradicional; se ve a la predicación, y en particular a la expositiva, como un vestigio anacrónico, pasado de moda y completamente ineficiente.

Declarar con sencillez la verdad de la Palabra del Señor se considera ofensivo y por completo improductivo. Se aconseja amenizar primero a la gente, dándoles psicología popular y sugerencias para el éxito, y así estos entrarán a las congregaciones y de esta forma serán más receptivos. Una iglesia que sacrifica la predicación de las verdades bíblicas, por mantener a las personas entretenidas y cómodas, solo está atendiendo a su “comezón de oir” (2 Timoteo 4:3 y 4).

 

El Iglecrecimiento es un movimiento antibíblico, claramente impulsado por el “Pragmatismo”, el cual establece el valor o significado de algo por las consecuencias prácticas de éste. Es relativista y subjetivista y por lo tanto no lo podemos aceptar.

http://ceirberea.blogdiario.com/img/g12-eventos.jpg
Actualmente muchas iglesias están envueltas en el
Iglecrecimiento por el afán de crecer númericamente.


Tozer describió el peligro que el pragmatismo representa para la iglesia: “La filosofía pragmática… no hace preguntas embarazosas acerca de la sabiduría de lo que estamos haciendo o siquiera de su moralidad. Acepta nuestros fines elegidos como correctos y buenos, y parte en busca de medios y procedimientos eficientes para alcanzarlos. Tan pronto descubre algo que funciona busca un texto para justificarlo, “consagra” el método al Señor y avanza sin reservas. A continuación se escribe un artículo acerca del método en alguna revista, luego un libro y por último se otorga a su inventor un grado honorífico. Después de esto cualquier duda sobre la autoridad bíblica de las cosas o tan siquiera su validez moral es rechazada por completo. No se puede discutir con el éxito. El método funciona, luego tiene que ser bueno”.


Lo más peligroso de este movimiento: es que le da mayor énfasis a las técnicas, estrategias o metodologías que a la doctrina o verdad Bíblica. Y no nos engañemos, pues en estos últimos tiempos se están levantando muchas voces de indulgencia doctrinal. Recordemos que entre doctrina falsa y mundanalidad, existe una relación muy estrecha e incorporar elementos mundanos a la labor santa de la iglesia, más temprano que tarde, traerá consecuencias muy amargas.


Pablo nos dice: “Porque no me avergüenzo del evangelio: porque es potencia de Dios para salud a todo aquel que cree...” (Romanos 1:16).

¿Cuál es el consejo del Señor, por medio de Pablo a Timoteo, en la dirección de una iglesia?:

* Ser fiel en su predicación de la verdad Bíblica.


* Tener denuedo en la exposición y refutación del error.

* Ser un ejemplo de piedad.


* Ser diligente y trabajar duro en el ministerio.


* Estar dispuesto a sufrir aflicción y persecución en su servicio al Señor.


Una iglesia puede se innovadora y creativa en la presentación del evangelio, pero debemos tener mucho cuidado con armonizar nuestros métodos con la profunda verdad espiritual que estamos tratando de trasmitir. No se puede tratar con trivialidad el mensaje sagrado y recordemos que es el mensaje, y no el medio, el corazón de la predicación.


3. Iglesias poco cuidadosas de la sana doctrina.

Una de las tácticas más sutiles de Satanás es la de apartar a los creyentes de la sana doctrina. Falsas doctrinas en sus diversas formas han plagado a la Iglesia desde sus comienzos (Gálatas 1:6 y 7).

Durante los últimos 200 años, el liberalismo teológico y el escepticismo han socavado a la Iglesia y hecho que muchas personas abandonen doctrinas fundamentales, tales como la deidad de Cristo, la inspiración y autoridad de la Biblia, la salvación por fe, la resurrección histórica de Cristo, etc. Actualmente la Iglesia Evangélica se encuentra debilitada por las influencias del subjetivismo, pragmatismo, psicoterapia y hasta un equivocado sentido de la tolerancia y de ecumenismo que pretende diluir y restar importancia a la doctrina.



Los evangélicos por desconocimiento doctrinal está siendo
seducidos por el Ecumenismo para unirse con los católicos.


Muchas iglesias consideran que la defensa de la fe no es parte de su responsabilidad. En su afán de evangelización descuidan el adoctrinamiento, en las verdades Bíblicas, del pueblo de Dios. Ignoran por completo los repetidos consejos del Señor a causa de mantener la sana doctrina.
 
“Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros de la común salud, me ha sido necesario escribiros amonestándoos que contendáis eficazmente por la fe que ha sido una vez dada á los santos.” Judas 3.

“Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas de vanas cosas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia.” 1 Timoteo 6:20. 

“Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello; pues haciendo esto, á ti mismo salvarás y á los que te oyeren”. 1 Timoteo 4:16.

Estas iglesias poco a poco van quedando sin los fundamentos firmes, que entregan las verdades doctrinales, y lamentablemente son influenciadas por cualquier corriente ideológica naciente.


¡DIOS NOS LIBRE DE CAER EN ESTOS PELIGROS!

II) UNA IGLESIA FIEL, REQUIERE DE CREYENTES FIELES E ÍNTEGROS


1. Una iglesia que adora, requiere cristianos adoradores de Dios.

Jesús dijo: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que adoren”. (Juan 4:23). Cristianos que aprecien a cada momento la grandeza, poder y misericordia del Señor y esto sea expresado en un espíritu de “temor a Dios” (Respeto reverente), en la alabanza, oración y en cada acción.



“Venid, adoremos y postrémonos; arrodillémonos
delante de Jehová nuestro Hacedor” (Salmos 95:6).


Este temor nace de la conciencia de nuestra propia bajeza y limitaciones, contrastada con la santidad e infinidad de Dios. Sin lugar a duda que este contraste es que quiere reflejar el Señor, por medio de Isaías, al pronunciar lo siguiente: “El cielo es mi solio, y la tierra estrado de mis pies: ¿dónde está la casa que me habréis de edificar, y dónde este lugar de mi reposo? Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová: mas á aquél miraré que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla á mi palabra”. (Isaías 66:1 y 2).

¿Cuánto de este temor de Dios se necesita en nuestras iglesias?, y ¿Cuánto de este respeto profundo y reverente necesitamos muchas veces nosotros?


2. Una Iglesia fiel a la sana doctrina, requiere miembros con integridad doctrinal.

Creyentes dispuestos a:


a. Preservar la sana doctrina.

¿Cómo preservar la verdad? (Se debe creer la palabra – memorizarla – meditarla – estudiarla – obedecerla).


b. Proclamar la verdad Bíblica.

La esencia de nuestra predicación es el Señor Jesucristo.

c. Vivir la verdad del Señor.

No existe una dicotomía entre doctrina y vida, ambas están estrechamente relacionadas. (Tito 2:11 y 14).



Los cristianos fieles debemos
escudriñar las Sagradas Escrituras.


La verdad del Señor, debe ser el referente para todas las acciones y actitudes de los hijos del Dios. ¿Cómo defenderemos la omnisciencia y omnipresencia del Señor, si ante las dificultades de este mundo nos sentimos desamparados? ¿Qué valor tiene la soberanía de Dios, si no apreciamos su mano en todas las cosas y como niños confiamos en El?, ¿Tiene valor, en nuestra vida cotidiana, la resurrección histórica de Cristo?


Un verdadero evangélico fundamentalista debe conocer la verdad bíblica y vivir en la verdad. No es posible defender aquello que no se conoce y menos aquello que no se vive. (Santiago 1:22).


3. Una iglesia santa, requiere de cristianos santos.

Una vez que hemos sido perdonados en Cristo, debemos andar en novedad de vida (Romanos 6:4).

En Efesios 4:17-24, Pablo nos invita a dejar la pasada manera de vivir y a vestir al nuevo hombre criado conforme a Dios en justicia y santidad de verdad.

La santidad no es una opción, es el deber de cada hijo del Señor. Es una orden basada en la santidad misma de Santo Dios: “Sed santos porque yo soy santo”.

4. Una iglesia que cumple su misión, requiere de cristianos que sean la sal de la tierra y la luz del mundo (Mateo 5:13-15).

La sal es figura del cristiano que por su forma de vivir detiene el avance del pecado en el mundo, y la luz refleja claridad, alegría, vida: lo que cada cristiano debe mostrar a un mundo lleno de angustia, desesperación y en una profunda oscuridad.


El cristiano tiene el deber
de ser sal y luz de este mundo.


¡QUIERA EL SEÑOR QUE NUESTRAS IGLESIAS ESTÉN LLENAS DE ESTOS CRISTIANOS!


CONCLUSIÓN


¿Cómo podemos evitar los peligros mencionados? Y ¿Cómo desarrollar, en nuestras iglesias, este tipo de cristianos?


En la segunda carta a Timoteo, Capítulo 4, Pablo nos indica lo siguiente:


“Requiero yo pues delante de Dios, y del Señor Jesucristo, que ha de juzgar a los vivos y los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina; antes, teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído, y se volverán a las fábulas. Pero tú vela en todo, soporta las aflicciones, haz la obra de evangelista, cumple tu ministerio”.


Y finalmente recordemos que Jesús y sólo él, es quien edifica su Iglesia.


¡Que el Señor nos bendiga!

* El Presbítero Raúl Rojas Meneses es Anciano Gobernante de la Iglesia Presbiteriana Nacional Fundamentalista "Smirna" de Santiago, Chile.

.

¡El Señor Jesús viene en breve!

Escrito por articuloscristianos 31-03-2008 en General. Comentarios (1)



Domingo 30 de Marzo del 2008
Escatología
 España


Por: Pr. Miguel Rosell Carrillo*

 

Personalmente, soy de los que creo que la venida del Señor Jesucristo a por Su Iglesia, lo que denominamos el Arrebatamiento basándonos en 1 Tesalonicenses 4: 13-18; 1 Corintios 15: 51-54 entre otras escrituras, será un hecho que debería ocurrir en breve.


En este artículo no voy a hablar de las razones que me impulsan a creer que esto es así, razones todas ellas de índole profético, sino a comentar razón que presentan aquellos que piensan de manera diferente, es decir, que el Señor no va a venir aún; que no puede venir todavía.


Uno de los motivos, cual ya profusamente he argumentado en alguna otra parte, es por la creencia de que la Iglesia, antes de la venida del Rey de reyes, tiene que establecer Su Reino en este mundo; en otras palabras, estos que creen que el Reino es Ahora (en inglés Kingdom Now; Reino Ahora), están convencidos de que el Milenio descrito en Apocalipsis 20, es ahora, y que por lo tanto, es antes que el Rey, y que cuando el mundo esté cristianizado y las naciones tomadas para Cristo (el entendimiento de esto último varía de unos a otros), entonces podrá venir Jesucristo para sentarse en el trono en la ciudad de Jerusalén.


Existe, no obstante, otra razón supongo que entre otras, para creer que el Señor Jesús no va a venir en este tiempo, y esto último es el por qué de este artículo.


¿Cristo todavía NO puede venir en este tiempo?

 

Para muchos de los que creemos en la venida de Cristo a por Su Iglesia, es decir, la resurrección de los  muertos en Cristo y el Rapto de los vivos en Cristo como un solo acto, entendemos que según la Escritura, no está sujeta ni a tiempos, ni a sazones, ni a condiciones de ningún tipo. El mismo Señor lo dijo: "Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis" (Mateo 24:44). En el griego original la traducción más precisa de esto último es: "Cuando no os parece". Desde luego que podría ser este el momento de la venida del Señor a por los suyos, porque para la mayoría, este el tiempo que menos parece que vaya a ocurrir tal evento, especialmente desde que empezó este siglo, se vio el fiasco del célebre y2k, y pasó la fiebre del año 2000 (como ocurrió lo mismo mil años atrás).


Sin embargo, el libro de Apocalipsis se cierra con una declaración y un clamor: "El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús" (v. 20).

 


Quien lo dice es el mismo Señor Jesús, y Él no puede mentir. El puede venir en cualquier momento, por ello, no es de recibo el asegurar que Su venida no puede efectuarse en este tiempo, porque Él mismo dice que viene en breve. Con la Biblia en la mano, nadie puede afirmar que vendrá de seguro la semana próxima, así como tampoco nadie puede asegurar que no vendrá en este tiempo.


No nos toca a nosotros poner límites al tiempo de su venida, ni por opinión, ni por interpretación de algún pasaje escritural. De esto último estaremos hablando.En cambio, si podemos ver por el cumplimiento de las profecías, que este puede ser el tiempo de Su venida. ¡El puede venir en cualquier momento!.


¿Cristo todavía no puede venir en este tiempo porque no se ha cumplido Mateo 24:14?


Algunos, (muchos o pocos) creen que el Señor Jesús no puede volver a por la Iglesia hasta que se haya predicado por toda la tierra el Evangelio del Reino, cumpliéndose, por tanto, el versículo que dice: "Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin" (Mateo 24:14).


Como ya vimos, y recordémoslo, no podemos poner condición alguna en cuanto al tiempo para la venida del Señor. El vendrá cuando sea enviado por el Padre (Mateo 24:36). Pero observemos de cerca ese versículo. Lo que me enseña este versículo con claridad es que el fin (télos en griego) no vendrá sino hasta que sea proclamado el Evangelio del Reino que Jesús predicaba, por toda la tierra habitada.


Acerca del Fin


Entendamos que significa “el fin” que ha de venir:


Jesús nos habla del fin. Esta palabra en griego tiene diferentes acepciones, veamos algunas de ellas: “Cumplimiento, realización, consumación, resultado, desenlace, conclusión, término, fin”.


Haciendo un resumen y sacando una media, así como por el contexto de lo que el Señor está diciendo, la conclusión que podríamos sacar, es que Él se está refiriendo al final de las cosas como las vemos hoy; o dicho de otro modo, el desenlace final de la vida y existencia en este planeta tal y como la humanidad la ha vivido desde la caída de Adán y Eva. En términos aún más evangélicos quizás: El fin absoluto de las obras y actuación del maligno sobre los hombres, así como su señorío en este planeta tierra. Ahora mismo sigue cumpliéndose el siguiente versículo: "Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno" (1 Juan 5:19). Así pues, el fin, deberíamos entenderlo como el fin del maligno y sus obras, y consecuentemente la liberación del mundo de toda su influencia. Sería entonces el cumplimiento de Daniel 7:26,27 "Pero se sentará el Juez, y le quitarán su dominio (a la Bestia) para que sea destruido y arruinado hasta el fin, y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno , y todos los dominios le servirán y obedecerán".

 


¿El Arrebatamiento es el fin?


Un momento entonces, volviendo de lleno a Mateo 24:14, ¿estamos hablando de lo mismo?; ¿es el Arrebatamiento de la Iglesia el fin ?... pues, no. Ya hemos visto que el fin nada tiene que ver con el Arrebatamiento de la Iglesia, hecho que sucederá antes del citado fin. El fin no es lo que muchos sin razonarlo demasiado, creen; es decir, la venida de Cristo. Esto último en todo caso es ¡el comienzo!


Entendiendo más acerca del fin


Entendamos un poco más acerca del citado fin. Podemos entender como poco dos cosas acerca de la cuestión:


a) El fin de esta dispensación, es decir, del tiempo de los gentiles, su juicio (Mateo 25:31-46), y el consecuente inicio del Reino Mesiánico, cuando el Señor vuelva en gloria.


b) El fin definitivo de Satanás (Apocalipsis 20:7-10); el juicio ante el gran trono blanco; el inicio del cielo nuevo y la tierra nueva.


Estas son las dos maneras de ver con más detalle que supone el fin al cual alude el Señor. Existen mil años de diferencia entre una posibilidad y otra. En las dos, existe juicio. En la primera, es el juicio a los ethnos (rebaño de los gentiles) comentado por el mismo Señor en Mateo 25:31-46. En la segunda, es el juicio a todos los hombres de todas las edades (exceptuando a los hijos de Dios) y que vemos en Apocalipsis 20:11-15.


Y no olvidemos que en el Milenio, a pesar de que el diablo estará atado durante casi todo este tiempo en el abismo (Apocalipsis 20:1-3), los hombres que nacerán no habrán sido regenerados de su naturaleza pecaminosa. Será necesario que los que nazcan en ese tiempo, reciban al Señor en sus corazones para ser salvos. No obstante, por la Escritura, entendemos que muchos no lo harán. Esa es la razón por la cual el diablo será soltado “a engañar a las naciones” al final del Milenio (Apocalipsis 20:7-10). Además, y muy importante para el caso, debemos entender también que el Evangelio del Reino seguirá siendo proclamado a lo largo del Milenio. Veámoslo:


"Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar" (Isaías 11:6-9).


Vemos aquí la paz y el orden (aunque no completos del todo) que existirán en el Reino Mesiánico, será consecuencia de que la tierra entera habrá sido llena del conocimiento de Dios. Recordemos que Mateo 24:14, dice que "entonces vendrá el fin".


Será llena la tierra del conocimiento de Jehová, porque será proclamado por toda la tierra en ese tiempo el Evangelio del Reino.


"Los pueblos, pues, trabajarán para el fuego, y las naciones se fatigarán en vano. Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar" (Habacuc 2:13,14).


“Porque la tierra será llena del conocimiento de
la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar”.


Ahora mismo, las naciones trabajan para el fuego de la destrucción, y se fatigan en vano, todas yendo en mayor o menor grado hacia los pies de la Bestia Anticristo, pero cuando venga Cristo, entonces (y sólo entonces) se cumplirá lo que dicen los profetas: La tierra entera será llena del conocimiento de la gloria del Señor (Evangelio del Reino). Evidentemente, no lo será en esta dispensación actual, sino en el Milenio.


EL CONOCIMIENTO PLENO DEL SEÑOR EN TODA LA TIERRA, ACONTECERÁ DURANTE EL MILENIO


Acerca del Evangelio del Reino


Curiosamente, el Señor nos habló en ese versículo de Mateo 24:14, no de la predicación del Evangelio, sino de la predicación (en el griego kerijzétai), la traducción mejor es proclamación), del EVANGELIO DEL REINO (evaggélion tes basileías). ¿Cuál sería la diferencia?


El Evangelio del Reino fue la predicación del Señor sobre la tierra cuando anduvo entre nosotros. El énfasis no lo es tanto en relación al papel del Salvador (Evangelio), sino más bien acerca de la esencia de lo que es el Reino de los Cielos, de sus pautas y requerimientos, de su orden, de sus beneficios: Sanidades, liberación de demonios, etc. etc. Ver: Mateo 4:23; Mateo 9:35; Marcos 1:14; Lucas 4:42; Lucas 8:1; Hechos 8:12.


Encontramos lo siguiente en Hechos 8:12; "Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el Evangelio del Reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres". Nos damos cuenta de que la Escritura hace una sutil diferenciación entre lo que es el Evangelio del Reino de Dios, y el nombre de Jesucristo. Entendámoslo bien, primeramente las gentes eran amonestadas acerca de vivir conforme a los planteamientos del reino de los cielos, inmediatamente, se les anunciaba a Cristo. Sin Cristo, no existe el Evangelio del Reino. Evidentemente, el Evangelio del Reino (las buenas nuevas acerca del Reino de Dios), es parte intrínseca de todo el Evangelio, y para eso fue enviado Jesús (Lucas 4:42), no obstante, nótese que el énfasis que hace el Señor en Mateo 24:14, es acerca de la proclamación del Evangelio del Reino, como lo predicaba Él mismo al inicio de su ministerio: "El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio" (Marcos 1:14).


A pesar de que este es el mensaje que tenemos que seguir predicando, este mensaje será enteramente proclamado en el tiempo cuando el Señor Jesucristo esté en este mundo reinando desde Jerusalén y desde la Nueva Jerusalén la celestial, entonces vendrá el fin y se cumplirá: "Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas" (2 Pedro 3:10). Es obvio que esto último es el verdadero fin, que precede a la total regeneración de todas las cosas creadas (Apocalipsis 21).


Como comentario añadido diré que, entiendo que parte del problema estriba en una mala comprensión de los acontecimientos y de los tiempos que tenemos, como tendencia, los evangélicos. Instintivamente, por la cantidad de enseñanza postmilenialista que hemos recibido a lo largo de nuestra vida cristiana, y sin darnos cuenta de todo ello, hemos llegado a alguna conclusión errónea, en el sentido de que, cuando venga el Señor a esta tierra, se acaban todas las cosas, yéndonos todos los cristianos al Cielo. No será así, sino todo lo contrario, entonces es cuando verdaderamente empezarán, y lo harán con la proclamación e inicio del Reino Mesiánico sobre este planeta.


Cristo mismo establecerá el Milenio en la Tierra y
gobernará el Mundo por mil años (Apocalipsis 20:4-6).


Para testimonio a las naciones


"… para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin": Esta sección del versículo aludido merece un análisis meticuloso. En primer lugar, veamos que quería decir el Señor por naciones. Evidentemente, nación es un término moderno, lo que el Señor quería decir, expresado en la Escritura en griego (eznési; de ethnos), de donde viene el vocablo español, étnico , o sea cuestión de raza, cultura y costumbres, era acerca de las diferentes gentes que pueblan esta tierra habitada.  


Todos los grupos étnicos (todos los grupos gentiles), para que el fin llegue, y como simple testimonio a ellos (en griego martírion), deben de escuchar el Evangelio del Reino. Nótese que no habla de todos y cada uno de los individuos, sino acerca de dar testimonio a todos los grupos étnicos, tribus, etc.


Bien, pues, desde que los primeros discípulos salieron a causa de la diáspora de Jerusalén hacia Judea, Samaria, etc. etc. la Palabra de Cristo ha sido llevada, hasta hoy en día a casi todas partes. Si lo que se pretende es decir que actualmente existen grupos, tribus, etc. que jamás han escuchado de Cristo, y que por eso el Señor todavía no puede volver, no es menos cierto que a lo largo de esta dispensación de la gracia desde que se inició aproximadamente en el año 32 d. C., miles y miles de individuos y de grupos étnicos tampoco escucharon acerca de Cristo en gran parte del mundo. Por lo tanto, este no es el punto. Por otra parte, el Evangelio fue más que predicado en regiones como la actual Turquía, donde estaban las siete iglesias del Apocalipsis, y luego fue rechazado. Esa nación (o grupo étnico) ya recibió el Evangelio del Reino. Pero como ya he dicho, la plena y constante proclamación del Evangelio del Reino, no será sino durante el Milenio, cuando "…la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar" (Habacuc 2:14), ¡qué mejor testimonio a todas las naciones que el que se dará entonces!


Para ir terminando, un poco más de argumentación.


El versículo en cuestión, nos dice que el Evangelio del Reino será proclamado, no necesariamente creído. Muchos piensan que ha de ser creído el Evangelio por todos, o por la mayoría (en eso se basan para hablar de un avivamiento mundial) como condición para que vuelva Cristo, pero eso no lo enseña la Escritura. Una cosa es proclamar el Evangelio del Reino, otra cosa diferente es que sea creído (siempre hablando en el contexto de esta dispensación; durante el Milenio, la gente tendrá que creer; ver Zacarías 14:16-18).


De nuevo, para los que creen que el Señor NO puede venir a por los suyos porque todavía no se ha terminado la obra de proclamación del Evangelio del Reino en esta actual dispensación, les invito a que lean Mateo 24:45,46 con suma atención. Claramente la Escritura nos muestra ahí, que el Señor, en el contexto del Arrebatamiento (Mateo 24:40,41), vendrá CUANDO EL SIERVO FIEL Y PRUDENTE (tipo de los preparados) ESTÉ TRABAJANDO PARA EL SEÑOR. En otras palabras, no habrá terminado de hacer lo que esté haciendo, sino a medio hacer, ya que el Señor vendrá así como un ladrón en la noche, sin previo aviso, y pillará “in fraganti” a todos: Los que estén haciendo lo malo (v. 48-51), y los que estén haciendo lo bueno. Esto último, lo bueno, siempre ha de ser el ir cumpliendo con la Gran Comisión, y que nos toca seguir haciendo con amor, por lo tanto, claramente la Palabra nos enseña que el Señor vendrá a por nosotros cuando estemos en ello, no cuando hayamos terminado.


¡El Señor viene en breve! ¡Maranatha!


© Miguel Rosell, Septiembre de 2005



http://ceirberea.blogdiario.com/img/miguel-rosell1.jpg

* El pastor Miguel Rosell Carrillo pastorea la Iglesia "Centro Rey" en Madrid, España, junto a su esposa Conchi Hidalgo. Ha escrito numeros artículos de Defensa de la Fe frente a la Apostasía de la Iglesia Evangélica a nivel mundial, confrontando con la ayuda del Señor y a la luz de las Sagradas Escrituras las herejías del Movimiento G12 y de la Teología del Reino Presente o Dominionismo que niega el Arrebatamiento o Rapto de la Iglesia.

Sitio Web de la Iglesia Evangélica "Centro Rey" (Pr. Miguel Rosell):

http://www.centrorey.org

.

El poder sobrenatural de la Resurrección de Jesús

Escrito por articuloscristianos 30-03-2008 en General. Comentarios (0)

http://diarioberea.blogdiario.com/img/resurreccion-Jesus.jpg

Domingo 23 de Marzo del 2008
Eventos Cristianos
 Perú

LIMA, Perú (Agencia Orbita) La resurrección de Jesús es medular para la fe cristiana. Si El no hubiera resucitado de entre los muertos, entonces la fe cristiana no tendría validez, siendo que Jesús mismo declaró que resucitaría de entre los muertos al tercer día. Por otro lado, si Jesús resucitó de entre los muertos, entonces todas sus afirmaciones son verdad y ahora podemos estar seguros que sí hay vida después de la muerte.

Jesús mismo predijo su muerte y resurrección, y estos eventos sucedieron exactamente como él los había anunciado.

Juan 2:19-21
"Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás? Mas él hablaba del templo de su cuerpo. Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho."
 
Juan 10:17
"Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar."

Juan 16:16-23
"Todavía un poco, y no me veréis; y de nuevo un poco, y me veréis; porque yo voy al Padre. Entonces se dijeron algunos de sus discípulos unos a otros: ¿Qué es esto que nos dice: Todavía un poco y no me veréis; y de nuevo un poco, y me veréis; y, porque yo voy al Padre? Decían, pues: ¿Qué quiere decir con: Todavía un poco? No entendemos lo que habla. Jesús conoció que querían preguntarle, y les dijo: ¿Preguntáis entre vosotros acerca de esto que dije: Todavía un poco y no me veréis, y de nuevo un poco y me veréis? De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo. La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo. También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo. En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará."

Mateo 12:40
"Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches."

Mateo 16:21
"Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día."

Lucas 18:31-33
"Tomando Jesús a los doce, les dijo: He aquí subimos a Jerusalén, y se cumplirán todas las cosas escritas por los profetas acerca del Hijo del Hombre. Pues será entregado a los gentiles, y será escarnecido, y afrentado, y escupido. Y después que le hayan azotado, le matarán; mas al tercer día resucitará."

http://diarioberea.blogdiario.com/img/resurreccion-Jesus1.jpeg
Jesús venció a la muerte levantándose
de entre los muertos al tercer día.


Este evento está bien documentado por numerosos recursos históricos y confiables.

Historiadores como Josefo (c.37-110 DC), Ignacio (c.50-115 DC), Justino Mártir (c.100-165 DC) y Tertuliano (c.160-220 DC) estuvieron convencidos de la autenticidad de la resurrección. Sus escritos validan los relatos de los escritores bíblicos, quienes conforme a los teólogos bíblicos, registraron el evento tan temprano como el año 37 DC y no más tarde del año 64 DC.


Además, otros historiadores del primer y segundo siglo incluyendo a Cornelio Tácito, Suetonio, Plinio Segundo, y Luciano de Samosata reconocieron el impacto que este evento increíble tuvo sobre la gente de esa época.


La resurrección es la única explicación aceptable del sepulcro vacío.

Los soldados romanos celosamente vigilaban la tumba donde el cuerpo de Jesús se encontraba. Además, la entrada al sepulcro estaba sellada con una enorme roca. La guardia romana, que normalmente se componía de 16 miembros, hubiesen hecho imposible para los discípulos -quienes, a propósito, estaban acobardados por el miedo a perder sus propias vidas- robar el cuerpo. Si, como algunos aseguran, Jesús no estaba muerto, sino solamente debilitado, los soldados y la roca hubiesen evitado su escape.  Después de haber sido golpeado y flagelado, colgado en una cruz por seis horas, traspasado con una lanza por su verdugos para asegurar su muerte, y envuelto, como la  costumbre, en 100 libras de lino y especias, Jesús no hubiese estado en condición alguna para rodar una roca de dos toneladas cuesta arriba, ni ser más ágil que 16 soldados romanos y después aparecerse radiantemente a sus discípulos.


Los líderes judíos de la época fácilmente pudieron haber refutado  todas las aseveraciones sobre la resurrección simplemente al reponer el cuerpo, pero no pudieron porque no había cuerpo.


Hubieron numerosos testigos de la resurrección.

Después de que él  resucitó de entre los muertos, Jesús apareció por lo menos diez veces a los que le conocían y a más de 500 personas a la misma vez. Estas apariciones no fueron alucinacíones; Jesús comió y habló con sus seguidores y ellos le tocaron su cuerpo resucitado.


Lucas 24:36-39 "Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo."


Juan 20:26-29 "Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron."


La tumba donde fue sepultado Jesús está vacía.


1 Corintios 15:3-8 "Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; y que apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen. Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles; y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí."


La resurrección es la única  explicación razonable para el comienzo del movimiento Cristiano.

La Iglesia Cristiana nació en la misma ciudad donde Jesús fue públicamente ejecutado y sepultado. La creencia en un Jesús resucitado tuvo que haber sido auténtica para haberse enraizado en Jerusalén y crecido hasta abarcar el mundo entero. La Iglesia Cristiana es ahora la institución más grande que existe y ha existido en la historia de la humanidad. Claramente, esto hubiese sido imposible si la resurrección fuese solamente un cuento.

La resurrección es la única explicación lógica para la transformación de los discípulos.

Ellos abadonaron y negaron a Jesús antes de su juicio público; después de su muerte ellos estaban desalentados y temerosos. Aún, después de su resurrección y su experiecia en Pentecostés, estos mismos desalentados hombres y mujeres fueron transformados por el sobrenatural poder de Cristo resucitado. En su nombre, ellos pusieron de cabeza al mundo. Muchos perdieron la vida por su fe, otros fueron terriblemente perseguidos. Su valiente comportamiento no tiene sentido aparte de su convicción de que Jesucristo fue verdaderamente resucitado de entre los muertos- un hecho digno por el cual morir.

A través de los siglos, los grandes teólogos que han considerado las pruebas de la resurrección han creído, y todavía creen, que Jesús está vivo.

Después de haber sopesado la evidencia de la resurrección dada por los escritores de los Evangelios, Simon Greenleaf, una eminencia sobre asuntos legales de la Escuela de Leyes de la Universidad de Harvard, concluyó: "Sería imposible que ellos hubieran persistido en afirmar las verdades que han narrado, de no ser por el hecho de que Jesús sí resucitó de entre los muertos."

El señor Greenleaf, fué un profesor judío que se convirtió en un seguidor de Jesús, el Mesías, después de estudiar los hechos por sí mismo.

Después de haber sopesado esta evidencia, ¿cual es su conclusión? ¿Usted cree que Jesús está vivo? Todo aquel que cree que El en verdad ha resucitado, puede recibir el regalo de la vida eterna y experimentar una relación personal con él. Descubra como usted puede comenzar esta relación duradera.

.