Artículos Cristianos Bíblicos «BEREA»

La ciencia médica en el centro del dolor y muerte de Cristo

Escrito por articuloscristianos 30-03-2008 en General. Comentarios (8)


 

Viernes 21 de Marzo del 2008
Ciencia y Tecnología
 España


Por: Dr. José Antonio Lorente*

MADRID, España (Agencia Orbita / NoticiaCristiana.com) A los 33 años Jesús, el hijo de María y José fue condenado a muerte sin tener culpa alguna. El hombre que llegó un día despojándose de su Realeza y Divinidad para compartir su humanidad entre nosotros, que había sembrado amor y las más altas aspiraciones morales y éticas de una convivencia superior, se enfrentó a las huestes del mal en su hora cumbre.

El averno celebró su muerte por poco tiempo y ante la estupefacción del mundo de entonces, el de hoy y con toda seguridad del mañana; fue capaz de vencer a la muerte, y al vencerla sustentó nuestra fe resucitando al tercer día tal y conforme lo había anunciado ante sus discípulos. La "peor" muerte de la época, aplicada solo a los más feroces criminales de entonces, no pudo con Cristo y él, hoy como ayer, está glorioso entre nosotros, por lo siglos de siglos.

Jesús transpira sangre: Hablan los evangelios que Jesús comenzó a sudar sangre cuando oraba, en el monte de los Olivos, específicamente en el jardín del Getsemaní. Esta situación en una condición médica llamada "hematidrosis", que no es común pero se suele dar cuando hay un alto porcentaje de sufrimiento psicológico.

Parece ser que la ansiedad severa, hace provocar una secreción de químicos que rompen los vasos capilares en las glándulas sudoríparas. Por tal condición, se presenta una cantidad de sangrado en las glándulas y el sudor sale mezclado con sangre. Esto provoca que la piel quede frágil de modo que cuando Jesús fue flagelado, su piel ya estaba muy sensible.



Jesús ora en el Getsemaní.


El acto de la flagelación: Las flagelaciones romanas eran conocidas por ser terriblemente brutales, ya que de una manera general consistían en treinta y nueve latigazos. El verdugo usaba un látigo con tiras de cuero trenzado en cuyos extremos tenías adosadas bolas de metal entretejidas. Cada vez que el látigo golpeaba la carne, las bolas generaban mayúsculos moretones y contusiones, las mismas que se abrían con los demás golpes. En relación con el látigo, este tenía pedazos de hueso afilados, los que tenían como misión el cortar la carne.


La espina dorsal quedaba expuesta, ya que la espalda terminaba desgarrada debido a cortes profundos Los hombros recibían los latigazos, que pasaban por el nivel de la espalda, las nalgas, y las piernas. Durante el lapso que duraba la flagelación, las laceraciones alcanzaban hasta los músculos y generaban temblores de carne sangrante. En esta condición, las partes internas quedaban al aire, conjuntamente con los músculos, tendones y las entrañas.

 


Jesús es flagelado por los soldados romanos.


El cuerpo de la víctima, podía experimentar un dolor tan grande, que terminaría con una conmoción hipovulémica. Es decir que la persona sufre efectos de la pérdida de una gran cantidad de sangre que trae consigo que el corazón se acelere para tratar de bombear sangre que no existe. La baja de presión sanguínea provoca en estas circunstancias un desmayo o colapso, con la consabida afección de los riñones, que dejan de producir orina para mantener el volumen restante y la persona comienza a sentirse sedienta porque el cuerpo ansía fluidos para reponer el volumen de sangre perdido.


En la ruta del Calvario:
Sabemos que a estas alturas Jesús se hallaba en una situación y/o condición hipovólemica conforme ascendía por la pendiente hacia el Calvario con la cruz a cuestas. Tambaleante, Jesús se desplomó y un soldado romano le ordeno a Simón que llevara la cruz por él. Mas tarde, Jesús dice "Tengo sed" y en ese momento se le ofrece un trago de vinagre.
 


Jesús camino al Monte Calvario o Gólgota.


El Instante de la Crucifixión: El final de Jesús fue todavía peor que la crucifixión común. En aquella época, no a todos los criminales condenados se los clavaba en la cruz. Muchos más bien eran amarrados. Jesús fue acostado y clavaron sus manos en posición abierta en el madero horizontal, que era conocida con el nombre de patibulum. El madero vertical estaba clavado al suelo de forma permanente.


Los romanos usaban clavos que eran de entre trece a dieciocho centímetros de largo, afilados en una punta aguda y se clavaban por las muñecas. El nervio mediano, era atravesado. Este nervio, es el nervio mayor que sale de la mano y quedaba triturado por el clavo que lo martillaba. Este dolor es similar al que uno siente cuando se golpea accidentalmente el codo y se da en ese huesito (en el nervio llamado cúbito), pero ahora imagine tomar un par de pinzas y presionar hasta triturar ese nervio, ese dolor es similar al que Jesús experimentó. Al romper ese tendón y por tener sus muñecas clavadas, Jesús fue obligando a forzar todos los músculos de su espalda para poder respirar. El dolor era tan insoportable que literalmente no existían palabras para describirlo. Se tuvo que inventar una nueva palabra llamada "excruciante" (que significa "de la cruz") para describir semejante dolor.


Jesús es clavado en la cruz.


Jesús Cuelga de la Cruz: Cuando Jesús fue alzado para unir el madero con el poste vertical se procedió a clavarle los pies. Nuevamente los nervios de los pies fueron triturados y eso debe haber causado un dolor similar al de las muñecas. En el instante de estar en posición vertical, sus brazos se estiraron brusca e intensamente, quizás unos 15 centímetros de largo y ambos hombros deben de haberse dislocado (tome en cuenta sólo “la gravedad”, para sacar su conclusión), con lo que se confirmaba lo descrito en el Salmo 22 "dislocados están todos mis huesos".


Cuando la persona está colgada en posición vertical, la muerte es lenta, muy dolorosa y terriblemente agonizante por asfixia, debido a que la presión ejercida en los músculos pone el pecho en la posición de inhalación. Para poder exhalar, en principio, el individuo debía apoyarse en sus pies -que para este instante estaban fijos con clavos al madero- para que los músculos tensionados, se alivien por un instante al menos. Cuando esto se hacía, el clavo desgarraba el pie hasta que quedaba fijado -incrustado- en los huesos tarsianos.


Después de este enorme esfuerzo para exhalar, la persona podría relajarse en cierta forma y descender para intentar inhalar otro bocado de aire. Este drama lo repetiría mientras tuviera vida para exhalar, magullando su lacerada espalda en forma reiterada contra el áspero madero de la cruz, hasta que ya no pudiese y entonces moría. Jesús soportó este “sobrevivir” por más de tres horas.


Jesús cuelga de la cruz.


Jesús Muere: Una persona, a medida que reduce el ritmo respiratorio, pasa a una etapa que se conoce con el nombre de acidosis respiratoria: el dióxido de carbono de la sangre se diluye como ácido carbónico lo que causa un aumento de acidez de la sangre. Esta situación conlleva en cuestión de un corto período a un pulso irregular. Es claro mencionar que al sentir que su corazón latía en forma errática, Jesús hubo de darse cuenta de que estaba a punto de morir y es entonces que pudo decir: "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu" y murió luego de un paro cardíaco.


Incluso antes de morir la conmoción hipovolémica debe haber causado un ritmo cardíaco acelerado sostenido que debe haber contribuido al paro cardíaco, lo cual dio por resultado la acumulación de fluido en la membrana que rodea al corazón llamada efusión pericárdica, al igual que alrededor de los pulmones, llamada efusión pleural.


passion.jpg
Jesús muere en la cruz.


El Corazón de Jesús es Traspasado: Por aquellos tiempos, los soldados quebraban las piernas de los crucificados para acelerar la muerte. Usaban para ello una especie de lanza romana para descolgar los huesos de la parte inferior de las piernas. Esta acción, impedía que la persona empujara hacia arriba con las piernas para poder respirar. Sin este movimiento la muerte llegaba en poco tiempo.


Leemos en el Nuevo Testamento que los huesos de Jesús no fueron quebrados o rotos como sí ocurrió con los otros crucificados. Esto sucedió porque los soldados confirmaron que Jesús había muerto. Así se cumplió la escritura de Antiguo Testamento acerca del Mesías, donde se lee que ninguno de sus huesos sería quebrado. Para confirmar esta muerte, un soldado romano le clavó la lanza en su costado derecho, atravesando el pulmón derecho y penetrando su corazón. Por ello, cuando se retiró la lanza, salió un fluido claro como el agua seguido de un gran volumen de sangre, conforme lo describe Juan, uno de los testigos presentes, en su Evangelio.


También hay que mencionar las terribles humillaciones que sufrió por el desprecio y las miles de burlas, cargando su propia cruz por casi dos kilómetros, mientras el gentío le escupía el rostro y le lanzaba piedras. Hay que señalar que la cruz pesaba cerca de 30 kilos, sólo en su parte horizontal, región en la que clavaron sus manos.



Un soldado romano clava con su
lanza el costado de Jesús.


Conclusiones de la Autopsia de Jesús: Conociendo la lenta agonía y el mantenimiento de la conciencia casi hasta el último instante, en base a todas las consideraciones anteriormente expuestas, obtenemos las siguientes conclusiones médico-legales como las más probables:


a) Causa inmediata de la muerte:
hipoxia-anoxia cerebral(hipoxia es disminución de la concentración de oxígeno en la sangre, y anoxia es la ausencia total de oxígeno en la misma) consecuencia de hipovolemia (disminución del volumen de sangre) post-hemorrágica, de insuficiencia respiratoria mecánica (incapacidad para respirar adecuadamente por falta de movilidad) por graves lesiones en músculos intercostales, y de insuficiencia cardiaca.


b) Causa fundamental de la muerte:
múltiples heridas inciso-contusas, equimosis, erosiones, excoriaciones y hematomas en la parte anterior y posterior del tronco.


c) Origen de la muerte:
“Criminal”. Así termina de manera concluyente esta "autopsia" al cuerpo de Jesús, basado estrictamente en los evangelios, las citas históricas y toda la documentación compartida para el rodaje de la película "La Pasión de Cristo" de Mel Gibson.


* El doctor José Antonio Lorente es director del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada, España.

.

¿Quién fue San Valentín?

Escrito por articuloscristianos 14-02-2008 en General. Comentarios (6)



             
Jueves 14 de Febrero del 2008
Sociedad
 Chile

Por: CIEF-Chile*

Las sociedades occidentales acostumbran celebrar cada 14 de febrero el "Día de San Valentín", "Día de la Amistad" ó "Día de los Enamorados". Ahí surge como personaje representativo de esta celebración la reconocida figura de "Cupido".


¿Quién fue San Valentín? ¿Quién es Cupido? ¿Qué se celebra el 14 de febrero, fecha apreciada por millones de enamorados y por no menos comerciantes?

Según los historiadores, hace varios miles de años estaban muy extendidos sobre la tierra los cultos a distintos ídolos. Dentro de la amplia gama de deidades había un dios pagano cuyo origen es muy remoto e ignorado, el cual representaba a las "fuerzas del Universo" y "reinaba sobre el mundo desde las tinieblas" y al que le rendían culto los pueblos de Europa Central.

Aquellos pueblos paganos más antiguos le rendían culto a este dios mediante tres elementos: agua, tierra y fuego. Es decir, se le rendían distintos sacrificios en tierra, utilizando agua y fuego, pues existía la creencia de que sólo así se podía aplacar la ira de este ser que sus mismos súbditos consideraban horrendo, debido no sólo a su apariencia sino también a que sembraba terror sobre toda la tierra y era despiadado. Según las creencias de los pueblos antiguos, este ser maligno residía en medio de las sombras y las tinieblas.

Conforme a las costumbres paganas, la única forma de aplacar el constante furor de este espíritu malvado era con ceremonias en las que se le agasajaba como invitado principal. Así, con excesos carnales se satisfacía temporalmente el apetito del dios y cada cierto período se debían repetir los ritos para mantener en sosiego a este siniestro ser.

Los investigadores no han podido descifrar en qué momento de la historia apareció este personaje de las tinieblas en los pueblos de la Antigua Grecia. Sin embargo, las citas más concretas y claras sobre él aparecen en los primeros gráficos de la civilización cuando los pelasgos y luego los aqueos provenientes de Europa Central empezaron a poblar Grecia en el Siglo XV a. J.C. Aquellos primeros griegos conocieron a este dios al que inicialmente llamaron el "fruto de los placeres mundanos".

Con el paso de los años, Grecia se fue desarrollando y extendió su paganismo. El pueblo adoptó el culto a aquel dios malvado y realizar ceremonias periódicas. Entonces, cuando la civilización entró en su apogeo decidieron nombrarlo de manera distinta, menos grotesco y más acorde con el desarrollo de su alta cultura, designándolo entonces como "Eros", es decir, "dios del placer".

Eros, copia romana (Museo Capitolino, Roma)
El dios griego Eros, que luego
los romanos llamarían Cupido.


RAÍZ MITOLÓGICA

De acuerdo a la mitología griega, Eros fue el fruto de los placeres de Venus y uno de sus amantes: Marte (el otro amante era Mercurio). Vulcano era el esposo de Venus.

Siguiendo la línea mitológica, Venus presidía todos los placeres y sus fiestas eran en extremo obscenas, de manera que los griegos para poder complacerla debían entregarse a su hijo Eros, quien era el "fruto de los placeres humanos".

Los griegos adoptaron a Eros como uno de sus dioses en el proceso de invasión y transculturación de otras civilizaciones conquistadas por ellos. Sabían que aquel dios tenía una apariencia horrenda y temible. Para poder adoptarlo completamente en su cultura, los sacerdotes griegos decidieron darle un aspecto hermoso que fuera conforme a la "dignidad" de un dios (recordemos que los griegos eran fanáticos de la belleza física), de manera que fuera aceptado por todo el pueblo. Bajo ese concepto y teniendo en cuenta que Eros era hijo de Venus y Marte, entonces se le dio la apariencia lozana de un adolescente desnudo.

Siglos más tarde, cuando el Imperio Romano conquistó a Grecia, se produjo nuevamente el fenómeno de transculturación: esto es, el pueblo romano invasor absorbió la cultura griega incluyendo sus creencias religiosas. Fue así, entonces, como los romanos conocieron a los dioses griegos, entre ellos a Eros.

Pero el astuto y altivo Imperio Romano, cuando adoptaba creencias o costumbres de otros pueblos, las sometía a procesos de transformación para validar su grandeza y dominio sobre las demás culturas. Los antiguos dioses griegos no fueron la excepción y se les varió sus apariencias, nombres y fechas para agasajarlos, no así sus raíces o de dónde provenían.

La imagen griega del dios adolescente desnudo Eros fue transformado en otra aún más joven, feminizada y con alas. Entonces lo llamaron... ¡Cupido!

Los romanos eligieron una fecha especial para festejar a este nuevo dios "Cupido" de los "placeres carnales", a fin de entregarse a las orgías. Como la creencia griega decía que Eros era fruto de la fertilidad de Venus, los romanos dispusieron ubicar al ahora "Cupido" en el mes de la fertilidad pagana romana, es decir, en Febrero. Y eligieron el día 14 por quedar justo en la mitad del mes, cuando se iniciaban las siembras en los campos.


San Valentín.


MANIOBRA PAGANA

Pasaron los siglos de gloria y fortuna para los romanos. El imperio empezó a decaer. Y para esa época, el cristianismo había tomado demasiado auge pues Jesucristo había impactado al mundo entero.

Los romanos trataban de salvar su decaído imperio; se aferraban a cualquier cosa que les permitiera sobrevivir y, entonces, en un cálculo político y como maniobra para evitar su desaparición, adoptaron el Cristianismo.

El reino decadente de Roma debía conciliar las creencias paganas con la fe cristiana para mantener la conciliación en su pueblo. Para ello sustituyó las fiestas paganas por los de hombres "santos" del Cristianismo.

Para el caso de la celebración del 14 de febrero, se eliminó a Cupido y se le instituyó por "San Valentín". No existe certeza hoy de quién fue este santo, pues los mismos historiadores romanos y católicos se contradicen.

Unos afirman que Valentín (o Valentino) fue un hereje, quien no logrando obtener los favores del papado para ser arzobispo, renegó de la fe y abrazó el gnosticismo, fundando una secta secreta.

Entre tanto, otros dicen que fue un mártir cristiano fallecido en Roma, el 14 de febrero del año 273, por orden del emperador Claudio II, ya que según cuenta la leyenda Valentino se opuso a un edicto imperial que prohibía el matrimonio a las parejas en aquel año porque necesitaba hombres para su ejército. Sin embargo, algunos otros contradicen eso y aseguran que no hubo tal oposición de Valentino y que él murió en Terni, en el año 306. Es decir, sobre este asunto, los investigadores no han logrado ponerse de acuerdo.

Pero aquel dios inicialmente identificado como "el que reina el mundo desde las tinieblas", luego llamado "el fruto de los placeres mundanos", después designado como el dios griego "Eros" y más tarde como el dios romano "Cupido" son, todos, el mismo personaje. Y a ese mismo se le vino a encajar finalmente el nombre de "San Valentín".

Señales antes del Fin


ENFOQUE BÍBLICO

Las Sagradas Escrituras dicen claramente que las tinieblas es el reino del pecado y la perdición (Juan 12:46), y que el príncipe de este mundo es Satanás (Juan 16:11). Además, las Sagradas Escrituras advierten que no debemos andar en pos de dioses ajenos (Deuteronomio 6:14).

Algunos sectores cristianos han dicho que el "Día de San Valentín" o "Día de los Enamorados" no es adecuado celebrarlo pues por la fe en Jesucristo todos los días se da amor al prójimo y no en una sola fecha del año, por lo tanto debería celebrarse como el "Día de La Amistad". Aunque el argumento es válido, el remedio ha sido absurdo y contradictorio, pues lo que se propuso fue tan solo cambiarle el nombre de "Día de los Enamorados" por el "Día de la Amistad", pero las raíces paganas de esta celebración se mantienen.

Aún la Iglesia de Jesucristo comete el mismo error histórico hoy: preserva la fecha pagana y cambiándole sólo el nombre para discontinuar el formalismo, pero no desecha la raíz de la celebración pagana.

La Biblia habla con precisión que los hijos de Dios no deben seguir los patrones de conducta establecidos por las costumbres mundanas, sino que nuestra mente sea renovada para que comprobemos cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta (Romanos 12:2).

No se debe olvidar que la celebración del 14 de febrero se dedicó a las orgías, invocaciones sexuales y toda clase de desenfrenos carnales abominables y nocivos. Algunos no dudan en comparar el "Día de San Valentín" con el Día de Halloween, por las antiguas raíces paganas y los actos idolátricos invocados durante siglos.

En efecto, el Día de San Valentín tiene orígenes espirituales que son contrarios a los principios bíblicos. Las fábulas paganas relacionadas con Cupido y San Valentín, así como la instauración del 14 de febrero para tal celebración, han trascendido a lo largo del tiempo hasta nuestros días.

¿Seguirá un cristiano el paganismo antiguo? Dios advierte que sus hijos no deben seguir, de ninguna forma, a los ídolos. "No te inclinarás a sus dioses, ni los servirás, ni harás como ellos hacen..." (Exodo 23:24).

Resulta obvio que en la actualidad el comercio de Occidente tenga interés en sostener la idea del "Día de San Valentín" para lograr mayores ventas y, sin escrúpulos, lanzar poderosas campañas publicitarias para incitar al público (especialmente a los jóvenes) a consumir diversos artículos con el manipuleo del tema del amor.

La confusión sobre amor y erotismo se reafirma en esta celebración pagana mientras los especialistas en publicidad se esfuerzan hoy para manipular los sentimientos más nobles que Dios ha dado al ser humano, como son el amor y la amistad, manoseándolos con propósitos mercantilistas.

Pero los cristianos nacidos de nuevo no requieren de "fechas especiales" para conmemorar el amor o la amistad. Basta con tener presente a Jesucristo todos los días, quien demostró qué es el amor verdadero y la amistad sincera y fiel.

A cada momento, el seguidor de Cristo puede manifestar el amor a sus semejantes con obsequios y recordarles que Dios les ama tan profundamente, que dio a su Hijo unigénito para que todo aquel que en Él crea no se pierda, mas tenga vida eterna.

Le queda ahora a Usted decidir si sigue las fiestas paganas milenarias conforme a lo que dicta el mundo o, si por el contrario, decide voluntariamente obedecer a Dios.

BIBLIOGRAFÍA:

- "Testing the history". New World Editions. London. England. 1991;
- "Enciclopedia Neofons". Editorial Ramón Sopena, Barcelona, España. 1977;
- "Diccionario Enciclopédico Ilustrado Rancés". Editorial Ramón Sopena, España. 1974;
- "Pequeño Larousse Ilustrado". Ediciones Larousse. México. 1986.

 



* CIEF-Chile, son las siglas de la Confederación de Iglesias Evangélicas Fundamentalistas de Chile, cuyo presidente actual es el pastor Acevedo. Es una institución evangélica fundamentalista defensora de la sana doctrina, afiliada a la Alianza Latinoamericana de Iglesias Cristianas (ALADIC) y al Concilio Internacional de Iglesias Cristianas (CIIC).

Sitio web de la CIEF-Chile:

http://www.cief.cl

.

El «santo engaño»

Escrito por articuloscristianos 16-01-2008 en General. Comentarios (3)




Martes 15 de Enero del 2008
Apostasía
 España

Por: Pr. Miguel Rosell*

Jesús dijo: “Muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mateo 24:11-13).

«En una ocasión, hace tiempo, junto a las puertas del Hades, el diablo convocó una reunión urgente con parte de sus principales capitanes, a los cuales parecían acabárseles sus ideas para el mal. Éstos, sudorosos aunque sin perder su compostura de soberbia, se miraban unos a otros, sin atreverse a hablar.


Tras una breve pausa que les pareció una eternidad (la cual ciertamente la pasarán en el lago de fuego y azufre según Apocalipsis 20:10), uno de ellos, el más gallito se levantó y dirigiéndose al padre de mentira, le dijo - ¡No sabemos como dañar de forma más dolorosa a los que más odiamos! ¡Ayúdanos, oh Satanás!


Este, sin inmutarse, se dirigió a sus camaradas de las tinieblas, y les preguntó - ¡Piensen! ¿Qué tipo de mentira creen ustedes que les sería más fácil hacer creer a los hombres?


Uno de los ya temblorosos capitanes contestó - Indudablemente, si esa mentira se mostrara con sumo y especial atractivo... ¿no?


¡Ajá! - Respondió tajante el maligno, y añadió - ¿Y en cuanto a los muy odiados cristianos, cuál sería la mentira que les supondría más fácil creer o aceptar?


El mismo demonio respondió vacilante - Pues de igual manera, la que fuera suficientemente atractiva. Pienso que en ese caso en concreto, la que se pareciera a la verdad de ellos, y se presentara envuelta en triunfo, como un desafío de fe... ¡Un engaño presentado como un desafío de fe y victoria! ¡Esto es! – sería confundirles con algo presuntamente santo, para vencerles en su propio terreno... ¡El “santo engaño”!


Otro de los demonios, ya en ese momento más inspirado, prosiguió diciendo - Además se le podría añadir el efecto de la sucesiva redundancia para obtener un resultado más impactante en las mentes y emociones, como dijo uno de nuestros muy usados y ya desaparecidos hombres nuestros... Humm, ¿cómo se llamaba? - ¡Ah, sí!, Adolfo Hitler -  “una mentira, repetida muchas veces y por mucho tiempo, se transforma en una verdad”.


Inmediatamente el diablo respondió – ¡Ja, ja, bien contestado, entonces, ¿a qué están esperando?! ¡Vayan y háganlo!

Inmediatamente, cada uno fue a su lugar de combate con las instrucciones bien claras y específicas, y el tiempo transcurrió, hasta hoy en día...»

Discúlpenme por haber empezado este artículo haciendo una alusión tan directa al Maligno - Dios le reprenda - pero pienso que ha sido útil para que usted, estimado hermano, entienda que el mensaje en cuestión de esa imaginaria reunión, ¡es cien por cien real!


Me dispongo a escribir este tema, porque a mí me preocupa lo que está ocurriendo en nuestro medio, y comparativamente, muy pocos se dan cuenta de lo que en realidad está pasando.


1. Recapacitemos


Desde unos años a esta parte, ¿qué es lo que más reiteradamente se escucha sobre todo en el medio eclesial neopentecostal/carismático?


Sin lugar a dudas acerca de la venida, no de Cristo, sino del “gran Avivamiento sobre las naciones”.


Una y otra vez, los nuevos profetas y los nuevos apóstoles, no han cesado ni cesan de declarar que debemos creer en el Avivamiento que es para estos días y que siempre, siempre está “a las puertas”, el cual va a tener un alcance mundial, y que con él y de forma paulatina, ocurrirá:


- Que el Evangelio se predicará por todos los medios de comunicación que existen.

- Que los cristianos ocuparemos los medios de comunicación de este mundo.

 

- Que los cristianos ocuparemos todas las instituciones, y manejaremos los poderes a todo nivel de este mundo.

 

- Que las religiones falsas caerán.

 

- Que supondrá la rendición de los gobernantes y de las naciones enteras a Cristo.

 

- Que los reyes y potentados, así como los humildes, y las gentes en general caerán de rodillas confesando sus pecados y recibiendo a Cristo.

 

- Que a la postre, las ciudades y pueblos sucumbirán al poder del avivamiento, entregándose a Cristo.

 

- Que las riquezas de este mundo pasarán a manos de los cristianos.

 

- Que la política y el gobierno de las naciones estarán en las manos de la Iglesia, es decir, de los creyentes verdaderos.

 

- En última instancia: el mundo se rendirá ante Cristo.


Contemplar en este tiempo actual el mundo cambiado, en paz y seguridad, y las gentes predicándose unas a otras la palabra de vida del Evangelio, respaldadas y cubiertas por un gobierno justo, eficiente y eficaz, que cumple su buena función en todo el globo terráqueo; ver que Cristo está en el corazón del mundo, y el mundo es del todo de Cristo por voluntad propia...Todo ello, y mucho más, realmente resulta inmensamente atractivo, pero lo que es más, supone ciertamente un desafío de fe y una esperanza de triunfo...pero, hermanos, ¿es la verdad? No, es falso.


Es la mentira diseñada en las mismísimas puertas del Hades para embaucar a los cristianos bien intencionados, crédulos de lo aparentemente bueno, pero que no tienen suficiente amor por la verdad, y que por tanto, no conocen suficientemente bien las Escrituras, las cuales revelan con detalle la verdad sobre este asunto.


La rendición de este mundo a Cristo según el entendimiento reformista/dominionista,
bien podría asemejarse a la “Rendición de Breda”, inmortalizada por Velázquez.
Los Países Bajos querían independizarse de España, pero no lo consiguieron, y llegó
el día de la capitulación, entregándole el holandés las llaves de la ciudad.


2. Según el reformismo/dominionismo; las tres condiciones esenciales para que el gran Avivamiento llegue

Sin más preámbulos, y al hilo de lo que venimos diciendo, paso a trascribirles lo que una muy conocida autora reformista/dominionista, la profetisa Cindy Jacobs, escribe:

“La Biblia expresa claramente que hay veinticuatro ancianos que se postran delante del trono de Dios y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono (Apocalipsis 4:10). Existen ancianos en el cielo, y Dios quiere también que se establezca el oficio de ancianos en la tierra” (1)


La profetisa reformista-dominionista Cindy Jacobs.


Como hemos leído, la Tierra deberá ser regida por una élite muy especial y muy ungida de hombres que Dios habría de levantar. Según Jacobs, estos se corresponderán con los veinticuatro ancianos que están ante el trono de Dios.


Así que, unos ya están en el cielo, y los otros pronto en la tierra... ¿enseña esto la Biblia? No, pero sigue diciendo la profetisa Cindy Jacobs a renglón seguido, y sin cortapisas:

 

“¿Cuál es el tipo terrenal de este oficio celestial de ancianos? Creo que son los apóstoles que Dios está levantando en las naciones. Al ser reconocidas las estructuras apostólicas de autoridad del reino sobre las naciones enteras, un mover poderoso del Espíritu Santo será desatado hacia la tierra que afectará el sistema físico gubernamental. Los avivamientos barrerán naciones enteras, y los reyes de esas naciones echarán sus coronas terrenales ante el que está sentado en el trono” (2)


Aunque estupefactos, hemos leído que como condición para que ese Avivamiento del Espíritu Santo, que dicen, tiene que barrer las naciones, sea un hecho – dice Cindy Jacobs (y como ella, los maestros reformista-dominionistas) – es necesario:

 

- Que Dios levante esos milagrosos apóstoles, (dicen que ya lo está haciendo).

 

- Que todos crean en esos nuevos apóstoles ungidos.

 

- Que se reconozcan esas estructuras apostólicas de autoridad sobre las naciones enteras.


Pero para tristeza y lamentación de los proponentes de la Nueva Reforma Apostólica (como así la llaman), no todos los cristianos, ministros o no ministros, reconocemos a esos “nuevos apóstoles”, tampoco reconocemos esas “estructuras o redes apostólicas de autoridad del reino sobre las naciones” (¡?), así como tampoco creemos que Dios lo esté levantando, ni mucho menos.


Siendo así, y según Jacobs, entonces ya el Espíritu Santo no “puede” cumplir con Su cometido... ¡Vaya, hombre! Entonces todo depende de que todos estemos de acuerdo en este asunto. Así pues, se condiciona el presunto mover de Dios a la voluntad unánime de todo el cuerpo de Cristo. De este modo, ¿dónde queda la soberanía del Altísimo?


Por lo tanto, “los avivamientos que barrerán naciones enteras” que expresa Jacobs,serán o no una realidad, si aceptamos y recibimos o no, esta nueva y a todas luces espuria oligarquía espiritual, llamada Nueva Reforma Apostólica. Sinceramente, nos parece pueril el asunto.


¿No será que las cosas son de otro modo? Indudablemente que sí.


A pesar de que C. Peter Wagner asegure, de que los nuevos “apóstoles, trabajando de igual a igual con los profetas, desarrollan su misión: implementar lo que Dios quiere que sea hecho en la Tierra en un momento determinado” (3), la verdad según las Escrituras es que Dios no va a hacer nada de todo esto.


Dios no depende de hombre alguno para hacer Su voluntad en esta Tierra, y menos todavía, para hacer algo que jamás ha dicho que va a hacer; en esta dispensación: el pretendido avivamiento de las naciones.


Reto al lector que duda o se opone a lo que estoy escribiendo, a que me de un solo versículo en la Biblia que respalde lo que estos falsos maestros están enseñando. Déme, si lo encuentra, no sólo un versículo, sino una sola porción de la Santa Escritura que diga que en este tiempo Dios va a traer un Avivamiento mundial, y además a través del ministerio apostólico y profético – que por cierto Wagner y todos los suyos interpretan de manera muy, muy diferente a como lo enseña la Biblia.


C. Peter Wagner, el expositor principal de
la llamada Nueva Reforma Apostólica.


3. Lo que produce y obliga el creer y esperar que ese gran Avivamiento mundial se va a producir en esta dispensación


Creer por creer, sin más, no debería resultar demasiado problema, pero en este caso no es así en absoluto.


Déjenme antes aclarar que yo deseo como el que más no uno, sino mil avivamientos reales. No seamos torpes. Si alguno piensa que yo no amo el genuino mover del Espíritu Santo se equivoca de pleno y de plano.


Lo que detesto es que con algo tan hermoso como es la anhelada acción del Espíritu Santo, trayendo salvación y santificación a las gentes, se esté engañando al pueblo de Dios llevándoles a la fantasía y a engaños subsiguientes.


A. ¿Qué hay que avivar?


Para empezar esta sección, permítanme recordarles que la palabra avivamiento como tal, no aparece en la Biblia. Como mucho, y en el Nuevo Testamento, lo más parecido que encontramos es lo que Pablo le dice a Timoteo:

 

“Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos” (2 Timoteo 1:6).


De ese modo, en cuanto a avivamiento podríamos hablar de la necesidad de cada verdadero creyente de mantener y avivar lo que Dios nos ha dado en materia de Su mismo Espíritu, dones, llamamiento, fe, etc. Todo lo requerible para poder desarrollar una vida cristiana que le de honra y honor a Cristo.


Por lo tanto, el avivamiento como tal estaría dirigido a los cristianos, y no a los no cristianos – los cuales poco o nada tienen que “avivar” de parte de Dios, porque no tienen Su Espíritu. Lamentablemente es mucha la ignorancia en cuanto a esto, y muchos han llegado a creer que el avivamiento va dirigido a todos los hombres, píos o impíos.

El engaño hace daño a ambas partes,
al que engaña, y al que es engañado.


B. Un engaño lleva a otro


Dije antes que el creer en ese avivamiento mundial para este tiempo, conlleva una serie de obligaciones de presunta fe y compromiso con ésta. Son estos los engaños que suceden al primer engaño, y son su consecuencia inmediata del mismo.


Pensemos. Cuando ineludiblemente se cree que Dios va a traer un gran avivamiento a todas las naciones, es menester colaborar con Dios para la consecución de ese propósito divino.  


Pero con que Dios jamás ha revelado esto – sino lo contrario – aunque se ha llegado a creer así, entonces la manera de colaborar con los supuestos propósitos de Dios, siempre será, como mucho, conforme a la buena intención y manera humanas, y no conforme a la expresa voluntad divina.


Un ejemplo de esto que venimos diciendo, lo vemos claramente en la reacción de Pedro, cuando Jesús anunciaba su muerte en la cruz, y cual fue la respuesta del Maestro:

 

“Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca. Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres” (Mateo 16:22,23).


Pedro, en ese momento intentaba “ayudar” a Cristo, y sin embargo, le era tropiezo – porque ponía la mira en las cosas de los hombres – es decir, pensaba sólo conforme a la lógica humana.


Las siguientes que ahora veremos, son algunas prácticas, creencias y actuaciones que se enseñan, existen y se promocionan pretendiendo “ayudar” a Dios en lo que se entiende son Sus propósitos. Estas cosas se están produciendo por todas partes, sobre todo en el contexto del llamado mundo libre, entre los cristianos que han creído en “el avivamiento mundial que siempre está a las puertas”, y como venimos diciendo, son consecuencia directa de creer ese mismo engaño:

 

- Unidad en lo natural de los cristianos (Ecumenismo).


- Evangelización forzada y forzosa (G12).

 

- Aceptación de que Dios está haciendo “algo nuevo” y no declarado necesariamente en las Escrituras.

 

- Aceptación de extrañas señales, manifestaciones, prodigios, etc. como de parte de Dios.


- Prioridad a las experiencias espirituales personales, antes que a lo declarado en la Palabra.


- Atar del todo y expulsar los poderes demoníacos de las naciones (mal entendimiento de la lucha espiritual).


- Implementación del reino (buscando el trabajar y el colaborar con los poderes, autoridades y organizaciones de este mundo).


- Búsqueda de posicionamientos en las jefaturas de los gobiernos e instituciones diversas.


- Adaptación de la Iglesia al mundo en todo lo posible (para así, dicen, atraer el mundo a la Iglesia).


- Búsqueda a ultranza de la riqueza económica (ya que se cree que el cristiano tiene derecho a ella).


- Búsqueda a ultranza de la sanidad física (ya que se ha llegado a creer que el cristiano tiene derecho ineludible a ella).


- Como ya vimos antes: la necesidad imperiosa e imperante de aceptar a los nuevos ungidos; los nuevos apóstoles y profetas, los ancianos de este mundo según Cindy Jacobs, para que Dios pueda hacer su parte al respecto.


Reiteramos, y la lista no es exhaustiva: todos estos engaños y espurias actuaciones, son consecuencia directa o indirecta de creer que el “avivamiento mundial está a las puertas”, y de que hay que hacer algo al respecto para que venga a ser una realidad palpable y sostenible.


Y es que...


La mente natural razona así: Para que el avivamiento pueda producirse, es necesario una suficiente coordinación a todo nivel. A nivel organizativo y estructural, y la consiguiente sujeción a hombres especialmente “ungidos y llamados por Dios” para que exista un orden necesario.


La mente natural razona así: Para que el avivamiento pueda producirse, es necesario que todos, y como sea, escuchen el evangelio, y aún haya que forzarlos a entrar (siguiendo equivocadamente la enseñanza de la parábola de Jesús “la gran cena” - ver Lucas 14:23).


La mente natural razona así: Para que el avivamiento pueda producirse, es necesario colaborar con los poderes de este mundo, buscando el establecer el Reino ahora.


La mente natural razona así: Para que el avivamiento pueda producirse, es necesario adaptar las formas de hacer iglesia, (cambiar paradigmas, como dicen); hasta incluso, rebajar un poco los estándares de entrega y dedicación, para adecuarnos a las gentes del mundo, para que no les sea tan difícil el proceso de cambio una vez vayan entrando en la iglesia.


La mente natural razona así: Para que el avivamiento pueda producirse, es necesario dar un ejemplo impactante de excelencia, y qué mejor que mostrar excelencia en lo que es deseable, es decir, en lo “tremendamente bendecidos” que debemos estar los cristianos, teniendo de todo lo deseable, a fin de cuentas, ¿no dice la Escritura “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas...” (3 Juan 1:2).


La mente natural razona así: Para que el avivamiento pueda producirse, es menester creer que Dios esté haciendo “algo nuevo”, aunque no venga en las Escrituras. Un poder manifestado en las reuniones de avivamiento, es decir, las gentes siendo tumbadas y esparcidas por el piso por parte de un muy ungido ministro (probablemente un nuevo apóstol o profeta, o un muy ungido evangelista telepredicador); la gente riendo sin control, revolcándose, temblando, sacudiéndose, y cosas por el estilo, todo sin decencia ni orden (1 Corintios 14:40).


La mente natural razona así: Para que el avivamiento pueda producirse, es necesario neutralizar del todo, y hasta expulsar los principados y las potestades de los pueblos, ciudades, naciones y continentes, porque si no, ¿cómo podrán las gentes estando atadas por el diablo aceptar el Evangelio?...


Y así podríamos continuar. Es la mente natural razonando, y obviamente excluyendo el dictamen de las Escrituras.


La mente natural, lógica humana en este caso,
es incapaz por sí misma de discernir la verdad de Dios.


¿Se dan cuenta? Sólo lo que hemos analizado partió de llegar a creer que “el avivamiento mundial está a las puertas” ¡Es la mentira del diablo que desearíamos todos que fuera verdad!


Es, ¡Un engaño presentado como un desafío de fe y victoria! ¡Es el “santo engaño”!


Más adelante explicaremos brevemente, pero con la Biblia en la mano qué hemos de creer al respecto de toda esta cuestión.


4. Veamos ahora más de cerca las consecuencias de implementar los engaños subsiguientes del primero


a. La unidad en lo natural de los cristianos (Ecumenismo)

La consecuencia de creer que es menester a ultranza buscar la unidad entre los cristianos, nos lleva a una “misión imposible”. Es una misión imposible para el creyente, aunque gracias a Dios, no lo es para el Espíritu Santo. El Señor conoce a los que son suyos, dice la Escritura, por lo tanto, ya estamos unidos en el Espíritu, los que lo estamos.


En otras palabras, el verdadero cuerpo de Cristo ya existe, y es puro ante Dios. Es la Iglesia que Dios discierne, y es la que el Hijo viene a recoger para sí.


Otro tipo de búsqueda de la unidad, siempre será en lo natural, y la Biblia no nos enseña acerca de esa unidad como la del Espíritu Santo. Esa unidad, es el ecumenismo, que poco verdaderamente de Dios puede conseguir en la práctica.


Por otra parte, todo esfuerzo de unidad, que no vaya ungido por el Espíritu Santo, no será más que un simple planteamiento humano y hasta politizado, a lo sumo bien intencionado, que no logrará ningún verdadero fruto para Dios. Siguiendo en esa línea, se llega a un estancamiento y aceptación de casi toda doctrina y práctica espurias, con la excusa de ser tolerantes y andar en “amor”. Esa es la razón por la cual se admiten falsos modelos como el G12 y sus Encuentros, entre otros, por parte de muchas Fraternidades de Ministros y Pastores en muchas partes del globo.


En aras de la “unidad”, se hace la vista gorda en muchas cosas, y se permite mucho de lo que de corazón, muchos no permitirían. ¡Todo sea por “el avivamiento que siempre está a las puertas”! (y nunca llega).


La unidad sólo a base de la buena intención, y aun en el afán de agradar a Dios
no logra, per se, la unidad del Espíritu, que es la que realmente cuenta para el Señor.


b. Evangelización forzada y forzosa


El llevar la Palabra de salvación es vital, pero la manera de llevarlo a cabo es importante también.


La evangelización forzada es otra de las consecuencias de creer que hay que hacer más para atraer el avivamiento. Tales consecuencias las podemos apreciar en falsos modelos como el G12 y similares, donde se hace un énfasis exhaustivo acerca de “ganar almas”. De hecho, nadie puede ganar almas, sólo Dios (1 Corintios 3:6,7).


Lo único que consigue esa dinámica, es entrar en la carne, y caer en mucho afán, en competencia (a ver quien consigue más discípulos), y en un mover en el cual el Espíritu Santo queda excluido, ya que el esfuerzo es el del presunto evangelizador, utilizando muchas veces métodos manipulativos y de control, aunque no se de cuenta de ello.


Se llega a dejar de lado lo que el mismo Jesucristo enseñó: “toda planta que no plantó mi Padre Celestial, será desarraigada” (Mateo 15:13). Nada de esos esfuerzos en la carne cuentan para Dios.


c. Aceptación de que Dios está haciendo “algo nuevo” y no declarado necesariamente en las Escrituras


A la par que históricamente se empezó a enseñar acerca del “gran avivamiento mundial”, se empezó a enseñar también acerca de que Dios está haciendo “algo nuevo”. Claro, si nunca antes se ha producido “el avivamiento mundial que está a las puertas”, ahora Dios va a hacer algo absolutamente novedoso para que ocurra. Las consecuencias: se llega a creer y aceptar de todo.


Para muchos, nada realmente se coteja frente a las Escrituras, ya que cualquier cosa Dios puede estar haciendo que no hizo antes; y después de todo, ¿quién osaría pedirle explicaciones al Señor? Pero estos olvidan que Dios está sujeto. Dios está sujeto a Su propia Palabra, y ni un ápice cambiará de ella.


Haciendo como hacen, llegan a tragarse mucho engaño, como así está ocurriendo. Parte de ese engaño es la aceptación de señales, manifestaciones, prodigios, fenómenos, etc. que compiten y aun niegan lo declarado en la Escritura. En otras palabras, en definitiva, llegan a aceptar que casi todo lo sobrenatural es de Dios.


Lo mismo ocurre con dar prioridad a las experiencias espirituales personales, antes que a lo declarado en la Palabra. Lo que vale es lo “nuevo de Dios”. Es parte de ese engaño.


El desorden en la ministración a Dios o a Su pueblo,
es una de las constantes hoy en día, muestra de
la aceptación del engaño de lo “nuevo de Dios.


d. Expulsar y atar del todo los poderes demoníacos de las naciones (mal entendimiento de la lucha espiritual)

Debemos orar y reprender al maligno conforme nos dirija el Espíritu Santo, porque tenemos lucha contra él y sus huestes (Efesios 6:12), así como expulsar los demonios de las personas (Marcos 16:17), siempre velando por las almas, porque nuestra lucha es espiritual y no carnal. De eso no nos cabe la menor de las dudas. Pero recordemos que el maligno es especialista en intentar engañarnos en nuestro propio terreno. ¿Cómo lo hace esta vez?: A través de la falsa guerra espiritual.


Este es otro engaño proveniente de la pluma de C. Peter Wagner y correligionarios, los mismos que enseñan acerca de los nuevos apóstoles y nuevos profetas (Nueva Reforma Apostólica).


Antes, otro engaño, que es el siguiente: “¡Dios nos ha entregado nuestra ciudad y nuestra nación, allí donde pisáremos a modo de Israel, la tierra será nuestra!”.


Hasta algunos van “ungiendo” con aceite las ciudades donde van de visita, como si fueran suyas. Existe un principio que pocos parecen entender: ¡¡usted no puede ungir algo que no es suyo, o no tenga permiso!! Hacer eso, es como mínimo ridículo ante Dios, y lo que es peor, ante los ojos de los demás, especialmente de los impíos, los cuales se ríen a mandíbula batiente de todos los cristianos por extensión, y el Evangelio de la gracia queda por los suelos una vez más.


La Biblia es clara cuando afirma que “somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno” (1 Juan 5:19), y nos guste o no, esto no cambiará hasta la venida gloriosa del León de la Tribu de Judá. En esta dispensación jamás echaremos fuera de la ciudad o nación donde vivimos al diablo, esto la Biblia no lo enseña.


No obstante apela mucho a la carne y al ego el sentirnos importantes, y es, como no “un desafío de fe”. ¡Y que más importantes que creer que realmente estamos con nuestra “cartografía espiritual”, “oración estratégica y de poder”, etc. etc. neutralizando del todo, y hasta expulsando al “hombre fuerte” de la ciudad o de la nación!


“Es que haciendo así” – dicen – “las gentes pueden quedar libres para recibir el Evangelio”.


Así pues, parece que el Espíritu Santo precisa de nuestra ayuda, ya que Él, que es el Todopoderoso no puede hacer mucho, si antes los ungidos cristianos no atamos definitivamente al diablo y lo echamos fuera de la ciudad. Olvidan que, “si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto”, no porque el diablo les cegó primero, sino después, a causa de su supina incredulidad de la cual no se quieren arrepentir (ver 2 Corintios 4:3,4).


Creer que la salvación de las gentes depende de que cese la actividad demoníaca contra ellos, es como creer que el diablo le puede a usted hacer pecar. Ambas cosas son sencillamente falsas, y colocan al maligno en una posición elevada que no tiene. Este es otro de los múltiples engaños, y todo eso se hace porque esperamos “el avivamiento que siempre está a las puertas”! (y nunca llega).


Por mucho que se le propongan, el diablo
no será expulsado de las naciones, sino
en un momento dado (Apocalipsis 20:1-3).


e. Implementación del Reino (buscando el trabajar y el colaborar con los poderes, autoridades y organizaciones de este mundo)

Este es otro trágico suceso que estamos contemplando por el cual también el Evangelio está siendo blasfemado.


Cuando los cristianos declaramos creyendo que nosotros establecemos el Reino, estamos siendo blasfemos. Sólo el Rey reina, y ese es Cristo, y lo hará cuando vuelva, no antes.


Un reino sin rey es como un cuerpo sin cabeza, y en definitiva esto es lo que están enseñando esos falsos maestros dominionistas, que la Iglesia implementa y establece el Reino, un reino que no tiene cabeza; en otras palabras, un reino muerto o de muerte en definitiva.


¿Es que la Biblia enseña en alguna parte que la Iglesia debe colaborar con los poderes de este mundo, contaminándose con todo ello? ¿Es que hemos de buscar a ultranza los posicionamientos en las jefaturas de los gobiernos e instituciones diversas?


Estamos de acuerdo en que a nivel particular hemos de ser sal y luz allí donde el Señor nos quiera, pero eso dista mucho de las pretensiones de los dominionistas que dicen que ahora es el Reino y que nos toca a los cristianos el establecerlo, en este tiempo y sin Cristo presente todavía.


Este es otro engaño con sus consecuencias de creer que así trabajamos en pos del “avivamiento mundial que siempre está a las puertas” (pero que nunca llega).


f. Adaptación de la Iglesia al mundo en todo lo posible (para así, dicen, atraer el mundo a la Iglesia y obtener el avivamiento)


Contrariamente, lo que esto está consiguiendo es que de los cristianos adolescentes hacia arriba, muchos se vayan involucrando no sólo en prácticas, sino en el espíritu mundano, copiando las músicas, danzas, modas, manera de pensar y de aparentar, etc. Vemos a jóvenes cristianos con piercings, tatuajes, aros en todas partes, etc. etc. A la postre, no se diferencian en nada en cuanto a los jóvenes del mundo; no son de buen testimonio.


Cosas todavía peores que estas, como emparejarse a la ligera, hoy con una y luego con otra, sin temor de Dios; enamorándose, desenamorándose, flirteando aquí y allá, hasta muchos caer en fornicación, masturbación, pornografía, y cosas como las que practican los que no conocen a Cristo.


Incentivando su codicia y carnalidad, están muchos de esos maestros dominionistas, G12, etc. animándoles a que tengan “fe” para conseguir sus sueños. Esto último también se ve en ciertos ministros hoy en día; son buscadores de sus sueños de triunfo y grandeza, porque creen en la falacia del “gran avivamiento que siempre está a las puertas”, y quieren ver sus congregaciones convertidas en megaiglesias. En este sentido, escribe David Wilkerson:


“La Iglesia de Jesucristo está dormida. Sus pastores están dormitando o andando en pos de sus propios sueños. Sólo una iglesia adormecida puede haber permitido las abominaciones que ahora la contaminan” (4)


Adaptándose la iglesia al mundo, no se ha conseguido que el mundo se haya conmovido frente a Cristo, sino todo lo contrario. Cada vez Cristo es menos Cristo en la iglesia en general, porque cada vez la iglesia es más mundana, y esto es apostasía. Ese es su nombre.


El pastor David Wilkerson.


g. Búsqueda a ultranza la riqueza económica (ya que se cree que el cristiano tiene derecho a ella)

También de forma paralela a la espuria enseñanza del “avivamiento mundial que siempre está a las puertas”, se empezó a enseñar como nunca que los cristianos somos hijos del Rey, y merecemos las riquezas y la ambrosia que este mundo ofrece; algo así como el “poder temporal” enseñado por la iglesia católica y romana, y una de sus dos columnas sobre las que se basa.


Espuria enseñanza que ha logrado y logra acrecentar la codicia y la ambición de los creyentes, engañados, al creer que ese avivamiento mundial logrará como consecuencia, que lleguen a sus pies las riquezas y el poder de este mundo, y que se precisa de ese poder temporal para, no sólo conseguir ese ansiado “avivamiento”, sino la reforma total sobre la Tierra ¡qué falacia!


h. Búsqueda a ultranza de la sanidad física (ya que se ha llegado a creer que el cristiano tiene derecho ineludible a ella)


Esto también merece capítulo aparte. A partir de la enseñanza de la sanadora Aimée Semple McPherson en los primeros años del siglo XX, de la cual por cierto es fan indomable Benny Hinn (*), de que la sanidad está garantizada en la expiación, y de que todos los cristianos que andan en santidad serán sanados si tienen fe, esa mentira ha corrido por todo el medio pentecostal/carismático, reforzándose en el medio neopentecostal como piedra angular.

 

(*) Desde el inicio mismo de su ministerio, Hinn ha tenido una inclinación y una obsesión con Kathryn Kuhlman. Hinn públicamente ha declarado que la tumba de Kuhlman tiene una sobrenatural "unción". Él alega el mismo efecto en el cuerpo y la tumba de Aimee Semple McPherson (5)

La Biblia (y la experiencia) nos dicen que no todos son sanados milagrosamente. El mismo Pablo decía: “quien enferma y yo no enfermo” (2 Corintios 11:29), y acabó muriendo decapitado, según el relato de los padres pos-apostólicos.


Cada día en diferentes lugares del mundo, hay cristianos enfermos que están saliendo de los congresos y reuniones de sanidad, también llamados “campañas de milagros”, tal y como entraron, con el agravante de que salen desilusionados y traumatizados, y muchos desconfiando de la Palabra de Cristo, ¿por qué? Porque han creído lo que no debían.


Escribe Andrew J. Birch:

 

“Muchas personas enfermas (y sus familias) están siendo maltratadas. A muchos enfermos se les está tachando de no tener suficiente fe. Ha habido, incluso, algunos casos de personas que han muerto como consecuencia de haber confiado más en algún “sanador” [se entiende cristiano presuntamente] que en los médicos” (6)


Toda esta actuación trae como consecuencia un pésimo testimonio, y un dar una horrorosa reputación al santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo.


No obstante, esto es parte de creer en el “avivamiento mundial que siempre está a las puertas”. Uno va con lo otro.


Aimée Semple McPherson.


5. Cómputo de las consecuencias

Repasemos haciendo un cómputo de algunas de las consecuencias indirectas de creer en el “avivamiento mundial” ahora:

 

- Ecumenismo adulterado e incluso impío.


- Carnalidad, competencia y afán en la obra de Dios.


- Engaño espiritual.


- Burla y ridículo de los cristianos.


- Burla del Evangelio.


- Ridículo ante los impíos.


- Fantasía e irrealidad.


- Mundanalidad y apostasía.


- Ambición y codicia.


- Engaño en lo natural; dolor, desilusión y hasta abandono.


- Pésimo testimonio.


Recordemos las palabras de Jesús que leíamos al inicio de este artículo: “Muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mateo 24:11-13).

Me gustaría transcribir el breve pero muy locuaz comentario del Dr. Javier Rivas Martínez, que he rescatado del foro del apologista Mario A. Olcese. No nos conocemos personalmente, y sin embargo decimos lo mismo. Lean:


“He oído a los adelantadores de la restauración [dominionistas], que las naciones se convertirán en estos días al Señor, y que habrá un gran avivamiento a nivel mundial, mientras el Señor dice en su Palabra QUE EN LOS UTIMOS TIEMPOS LA MALDAD SE MULTIPLICARÁ. ¡Qué antagónico es lo anterior! No hay nada parecido a lo que estos estafadores dicen en las Escrituras. Más y más doctrinas erradas, más y más emocionalismos vanos”.


En otras palabras, o creemos a los ungidos nuevos profetas y sus nuevas revelaciones, o creemos lo que la Biblia enseña. Personalmente, me quedo con lo segundo.

6. ¿Por qué no debemos creer que el “avivamiento mundial” es para ahora?

No debemos creer que el “avivamiento mundial” está a las puertas, no sólo por las consecuencias negativas que hemos visto y analizado, sino porque es una verdad, pero sacada de su contexto en cuanto a tiempo y sazón, lo cual la transforma en una gran mentira, por la cual muchos se desilusionarán de la verdadera fe.


En otros artículos publicados en www.centrorey.org hablo extensamente sobre la cuestión del avivamiento real y cuando se producirá (entendiendo por avivamiento esta vez, la conversión de Israel a Cristo, y la manifestación cabal del Reino en este planeta, con todas las consecuencias).


Sólo cabe mencionar aquí que el cumplimiento de los profetas en cuanto al conocimiento de Dios que será sobre la Tierra como las aguas cubren el mar, no será de forma paulatina como enseñan esos falsos maestros, sino que será de inmediato, de súbito, como una gran piedra, la cual “desmenuzará y consumirá todos los reinos gentiles” (Daniel 2:44). Evidentemente, será a partir del momento exacto de la venida gloriosa del Hijo de Dios a este planeta.


A partir de ese momento se cumplirán todas las promesas mesiánicas en cuanto al Reino y el avivamiento de las naciones que hayan quedado después de la Gran Tribulación (Habacuc 2:14; Isaías 11:9; Daniel 2:44; 7:13,14; Apocalipsis 19:11ss; Apocalipsis 20:1ss, etc.)


Justo antes de ese tremendo evento, como decimos, la Biblia nos habla del avivamiento (o mejor, conversión) de Israel, y que salpicará a las naciones, siempre en el contexto de la Gran Tribulación, y al final de la misma (Romanos 11:25,26; Apocalipsis 7 ss; 20:4).


Evidentemente, todo ello no será en el contexto de la Iglesia verdadera, la desposada de Cristo, la cual el Novio viene a buscar en cualquier momento, y siempre antes de los sucesos arriba mencionados.


Dios les bendiga.


© Miguel Rosell Carrillo, pastor de Centro Rey, Madrid, España
Septiembre 2007 

Anotaciones:

 

1. Cindy Jacobs, “El poder transformador del avivamiento”; pág. 124, Ed. Peniel; Harold Caballeros & Mell Winger Editores.

 

2. Ibídem.

 

3. C. Peter Wagner; “Apóstoles en la Iglesia de hoy”, pág. 9.

 

4. David Wilkerson, de su libro “El rock cristiano”, extraído del libro “Legalismo vrs. Modernismo” de Mario E. Fumero, pág. 172.

 

5. http://www.cristianismo-primitivo.org/apologetica/Aimee_Semple_McPherson.htm

 

6. Andrew J. Birch, artículo de Revista Evangélica Nueva Reforma, pág. 9, Nº 75.


http://ceirberea.blogdiario.com/img/miguel-rosell1.jpg

* El pastor Miguel Rosell Carrillo pastorea la Iglesia "Centro Rey" en Madrid, España, junto a su esposa Conchi Hidalgo. Ha escrito numeros artículos de Defensa de la Fe frente a la Apostasía de la Iglesia Evangélica a nivel mundial, confrontando con la ayuda del Señor y a la luz de las Sagradas Escrituras las herejías del Movimiento G12 y de la Teología del Reino Presente o Dominionismo que niega el Arrebatamiento o Rapto de la Iglesia.

Sitio Web de la Iglesia Evangélica "Centro Rey" (Pr. Miguel Rosell): 

http://www.centrorey.org

.

El cambio climatico, una amenaza apocalíptica

Escrito por articuloscristianos 08-01-2008 en General. Comentarios (0)




Martes 08 de Enero del 2008
Sociedad
 Estados Unidos

Por: Dr. Antonio Bolainez*

"Y acontecerá que el que huya de la voz del terror caerá en el foso; y el que salga de en medio del foso será atrapado en la red; porque de lo alto se abrirán ventanas y temblarán los cimientos de la tierra." Isaías 24:18.


En el mes de Diciembre del 2006, grabé un estudio titulado: “Una Crisis se Aproxima”. En él, hice un análisis de las catástrofes que estaban por suceder, y hablé ampliamente sobre el cambio climático. En ese entonces lo hice en referencia a las declaraciones de importantes personalidades, como el ex vicepresidente Al Gore, y el ex primer ministro ingles Tony Blair y el ex secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan.


Han pasado ya más de 12 meses desde que se grabó ese estudio con base en la palabra del Señor, hoy podemos decir, que gran parte de lo que aborde en ese entonces, ya se ha cumplido, sin embargo, eso es solo el comienzo de algo mucho más aterrador que nos depara el futuro cercano.


Sin lugar a dudas estos primeros 9 meses que han pasado, han sido de catástrofes a nivel mundial. Estados Unidos ha sido estremecido por los fenómenos inéditos en relación al cambio del clima; desde el mes de enero ha enfrentado olas de frío y calor que han rebasado los niveles que se tenían registrados; ha recibido los tornados más mortíferos y destructivos, que ha dejado decenas de miles de millones en pérdidas materiales.


Algunos estados que normalmente no son tan calientes en verano, como California, y la aérea metropolitana de Washington DC, han tenido olas de calor que rompieron los esquemas normales de esa época. Mientras el Caribe ha experimentado una serie de tormentas tropicales una tras otras; de las cuales tres se han convertido en huracanes, dos de ellos en la máxima categoría; como lo fueron los huracanes Dean y Félix que dejaron muerte y destrucción en la región atlántica de Nicaragua.


Sur América, también ha tenido cambios drásticos en el clima que ha ocasionados pérdidas millonarias, tal es el caso de Bolivia, Colombia, y un mortífero terremoto que azoto al país del Perú. El pastor Rodrigo Mella, de Santiago de Chile, nos compartió en nuestro programa el Mundo Actual —transmitido todos los martes a las 12:00 PM, hora de Washington DC, por la radio Poder 1030 AM, www.wwgb.com— Rodrigo señalaba el martes 25 de Septiembre: "En Chile, se está viendo con asombro el deshielo de los glaciares... ha caído nieve en lugares donde nunca antes había caído".


Los asiáticos han sido duramente golpeados por el cambio climático, enfrentando las inundaciones más severas jamás antes vistas. Indonesia en las últimas semanas ha sido estremecida por poderosos sismos que ha alcanzado los 8 grados en la escala de Richter, sembrando el pánico en los habitantes de este país. Los europeos también han sido azotados por los fuertes cambios de temperatura.


Los efectos del cambio climático son devastadores. 


Como he dicho todo esto ha pasado el 2007, aún falta ver que ocurrirá en los meses de este año; lo que si podemos decir con absoluta seguridad es que las cosas irán de mal a peor, hasta que el Señor Jesús regrese a instalar su reino.


Este pasaje de Isaías 24:18, es muy impresionante, pues los mismos cimientos de la tierra están temblando como nunca antes, y las ventanas de los cielos están abiertas desatando su furia, con huracanes y torrenciales aguaceros; mientras en otras regiones hay enorme sequías. No podemos negar que nos hemos acercado en forma irreversible al fin del mundo, no podemos negar que las grandes profecías de los verdaderos profetas de la Biblia se están cumpliendo en relación al glorioso retorno de Cristo Jesús.


Mientras todo esto está pasando, nuestra iglesia permanece inerte e insensible ante la inminente venida del Señor. Es una iglesia que muestra signos de estar mas enamorada de este mundo pagano que del futuro reino del Señor. Nuestros líderes están perdiendo su tiempo frente a la televisión y no se están dando cuenta que la venida del Señor está más cerca de lo que no lo imaginan, pero sigamos analizando más sobre lo que está pasando en nuestro planeta.


EL JINETE DEL CABALLO NEGRO SE PREPARA

Sin lugar a dudas este ha sido el año de las grandes cumbres, repletas de destacados científicos, en todas ellas los líderes han estado lanzando un grito de alarma, advirtiendo al mundo que hemos llegado al Apocalipsis, y que si no se toman medidas urgentes las catástrofes serán peores. A este llamado de advertencia se han sumado destacados políticos mundiales, y prueba de ello es que por primera vez, el tema fue abordado en la gran asamblea general de las Naciones Unidas el 24 y 25 de Septiembre del 2007.


Prominentes dignatarios, han hecho alusión directa en esta asamblea general, haciendo un llamado de urgencia. El presidente de Brasil Ignacio Lula Da Silva, dijo este martes 25 en su discurso ante la O.N.U. “El peligro del cambio climático, es más grave de los se piensa, y seremos testigos de grandes desastres naturales, y continentes enteros podrían desaparecer” Con estas palabras se dirigió el presidente Lula para advertirnos del gran Apocalipsis que ya se empezó a sentir en todo el mundo el 2007.


Por favor déjeme compartir extractos de uno de los críticos en Naciones Unidas sobre el cambio climático con motivo de la cumbre del clima realizada en Bruselas Bélgica el pasado mes de Abril. Esto dice Cristian Frers: “Abril 2007.- El calentamiento global y su secuela inminente, el cambio climático, amenazan a la humanidad en su conjunto, pero sus primeros efectos serán más letales para las comunidades pobres y los países en desarrollo.


El impacto del calentamiento global será más rápido y destructivo de lo que se preveía. Habrá más muertes, enfermedades, hambrunas, sequías, incendios, inundaciones y tornados. Se acelerará la extinción de especies y el deshielo de los glaciares. También será causal del inicio de nuevas guerras, de modificar fronteras y de desencadenar migraciones masivas.


América latina ya ha experimentado en los últimos años una sucesión de acontecimientos extremos e inéditos: lluvias torrenciales en Venezuela, inundaciones en la Pampa Argentina, sequías en la Amazonia, tempestades de granizo en Bolivia y una temporada récord de ciclones en el Caribe. Al mismo tiempo, las precipitaciones se reducen en Chile, en el sur de Perú y en el sudoeste de Argentina.

Con el aumento de las temperaturas registradas, los glaciares andinos se retiran, tendencia que se vuelve crítica en Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador”.


"La gente tiene derecho a saber cuáles son las consecuencias
que la amenazan si no ponemos freno al cambio climático",
mencionó el ministro alemán del Medio Ambiente, Sigmar Gabriel
tras la cumbre de Bruselas. (dw-world, 2007).

 
Todos los expertos mundiales, no han dejado de lanzarnos aterradores advertencias sobre lo que se aproxima, tanto, que hasta el ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, se ha lanzado a promover una cumbre para tratar el tema de manera global. El propio presidente Bush se ha unido a esas voces ante el peligro inminente, y se anuncia una cumbre extraordinaria para finales de este año.


Al analizar todas estas escalofriantes noticias sobre las catástrofes que se avecinan sobre el planeta tierra, —parte de ellas ya las hemos empezado a vivir desde el Tsunami de Asia en 2004, que terminó con las vidas de más de cuatrocientas mil personas en doce países de manera simultanea, y las tragedias de este año— me viene a la memoria el mensaje del Apocalipsis 6, sobre los cuatros jinetes, y en especial el jinete del caballo negro, por favor leamos a continuación:

Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: «¡Ven!». Miré, y vi un caballo negro. El que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: «Dos libras de trigo por un denario y seis libras de cebada por un denario, pero no dañes el aceite ni el vino». Apocalipsis 6:5-6.


El caballo negro, es símbolo de catástrofes, hambrunas, impacto de los climas que presagian catastróficas inundaciones, que a la vez son propicias para desatar plagas como la malaria y el dengue, pero también este caballo negro vaticina severas sequías a causa de las elevadas temperaturas; y que cada verano serán más insoportables.


El caballo negro traerá una gran
escasez de alimentos en el mundo.


Este mensaje del caballo negro del Apocalipsis, es profetizado para el periodo de la gran tribulación, donde las sagradas escrituras han hablado que será un periodo de gran angustia para el planeta tierra, será un periodo donde la humanidad será golpeada con ímpetu, con toda clase de catástrofes; es muy interesante ver que todas las crisis anunciadas en la Biblia tienen que ver exclusivamente con el desenfreno de la humanidad. Vale la pena que analice las palabras del Señor Jesús. Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Mateo 24:21.


Basta con solo ver las escalofriantes noticias de lo que está pasando en todo el planeta tierra para que nos demos cuenta, que nos estamos a acercando a un período terrible para toda la humanidad, que lejos de arrepentirse, su depravación es cada día peor. Es tanta la maldad, que ha penetrado hasta las mismas esferas de la iglesia.


He grabado nuevamente el estudio de los cuatro jinetes (en DVD y CD), haciendo un análisis sobre los cuatro caballos del Apocalipsis; es impresionante la profecía del caballo negro en cuanto a la expresión: “Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario”. Esto nos da la idea de las terrible escasez de alimentos que se aproxima, a parte de la crisis del combustible —el aceite negro— que está obligando al hombre buscar alternativas en la agricultura, como el maíz y la caña de azúcar, para satisfacer la demanda del combustible; esto puede abonar aun más las profecías del caballo negro.

CONCLUSIÓN

Debo aclarar que el caballo negro del Apocalipsis todavía no se ha desatado, puesto que será suelto en el periodo de la gran tribulación, y todavía no es el periodo de la gran tribulación. Esto no sucederá sin que antes la iglesia sea arrebatada; pero es innegable que esos pasos de la gran tribulación, no solo se sienten, sino que ya es anunciada por los mismos líderes mundiales.


Recuerdo que cuando era niño, miraba en el campo a los trabajadores amarrar a los caballos, algunos de los animales se enfurecían deseos de ser desatados, echaban espuma por su boca mostrando la desesperación de ser sueltos. Así puedo decir que ya están los cuatro jinetes del Apocalipsis, listos para ser sueltos ¡se puede observar su desesperación por ser sueltos! Como dije, esto lo podemos notar en todos los acontecimientos que se están dando a lo largo y ancho de todo el planeta.


Me llamó la atención la advertencia emitida por Greenpeace, una de las organizaciones que lucha por la conservación del medio ambiente, en la cumbre de Bruselas Bélgica: “Los océanos enfrentan una situación alarmante por la sobrepesca, la contaminación, el cambio climático y la desaparición de especies. El único camino para revertir la situación es proteger al menos 40 por ciento de los mares de la explotación humana y asegurar la recuperación de la biodiversidad en las áreas agotadas, señala el informe Océanos en peligro: protegiendo la biodiversidad marina, de Greenpeace y el Worldwatch Instituto”.


Activistas de Greenpeace tratan de frenar la
caza de ballenas en el Santuario de la Antártida.


Debo aclarar que estas son organizaciones seculares que no conocen la palabra del Señor, sin embargo ellas mismas están corroborando el cumplimiento del Apocalipsis. Con esto queda demostrado una vez más que Dios tiene control de todo lo que está pasando, y por lo tanto esto nos da absoluta confianza a todos los verdaderos cristianos que amamos su segunda venida, que él cumplirá su promesa.

Sin embargo como hice referencia párrafos anteriores, muchos de nuestros líderes de nuestras iglesias, lejos de estar informándose si las sagradas escrituras se están cumpliendo, se pasan la mayor parte del tiempo viendo televisión, archivado las sagradas escrituras. Cuando las iglesias les demandan más enseñanzas, corren a buscar proyectos “mágicos” como la famosa visión del G12, para hacerles creer a sus pobres miembros que ellos están en la “revelación del Señor”.


Pero cuando son cuestionados por la palabra se enfurecen, pues no saben nada, muchos de estos líderes están involucrados en pecados abominables, que van desde enriquecimiento ilícito hasta prácticas sexuales abominables, y todo esto sucede mientras el mundo se estremece cada día con los anuncios del fin del mundo, y por ende ¡El glorioso retorno del Señor!


Estos líderes cristianos deberían de estar enterados del cumplimiento de todas estas profecías, no solo para dar repuestas contundentes a los inconversos y de esa manera ganarlos para Cristo, sino para que el mismo pueblo cristiano se prepare para la venida del Señor, ganando a sus propias familias antes que sea demasiado tarde.


La misma naturaleza ya está lanzado gemidos anunciando su pronta liberación, cuanto más los cristianos no deberíamos estar alertas. Sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora. Y no solo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. Romanos 8:22-23.


Es muy importante advertir a nuestros ministros, que están coqueteando con los placeres de este mundo, que es mejor que se arrepientan lo antes posible, de lo contrario se quedaran en la gran tribulación y allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 24:50-51. Es tiempo de volver a desempolvar los viejos himnarios que contienen verdaderos cantos inspirados, ya que los modernos carecen de ello. Así mismo, tenemos que dejar todos los libritos de estrategias de crecimiento y volver a las sagradas escrituras.


Hago un llamado a nuestros amigos, para que junto a su familia inicien un acercamiento al Señor Jesús, por medio de la Biblia, y entreguen sus corazones al Señor Jesús, y de esa manera estar bajo la protección del Señor.

Que Dios les bendiga.

Shalom.

Dr. Antonio Bolainez

Referencias:


- Cambio Climático y Protocolo de Kioto. Página de Naciones Unidas.
- Cristian Frers –Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social, E-mail: cristianfrers@hotmail.com
- www.Greenpeace.com
- www.dw-world.de
- Reina Valera Revisada (1995) Bible Text. Miami : Sociedades Biblicas Unidas, 1998.


 



* El doctor Antonio Bolainez es un reconocido escatólogo (estudioso de las profecías del final de los tiempos), dirige el Ministerio Evangélico Cristiano Internacional "Bolainez Ministries Inc." y radica en Texas, USA. Dios ha permitido a este Ministerio viajar por el mundo, compartiendo las Sagradas Escrituras, las buenas nuevas de nuestro Señor Jesucristo y las advertencias proféticas de los últimos días.

Sitio Web de Bolainez Ministries Inc. (Dr. Antonio Bolainez):


http://www.bolainez.org

.

Marcos Witt y su nuevo camino ¿Ecuménico?

Escrito por articuloscristianos 27-12-2007 en General. Comentarios (3)




Jueves 27 de Diciembre del 2007
Ecumenismo
 Chile

Por: Hno. Víctor Cabrera*

Este es un tema que ha dado que hablar últimamente en el mundo cristiano, hasta el punto de llegar a una verdadera polarización de la Iglesia en donde los participantes de este conflicto se han atrincherado en sus opiniones, las cuales lamentablemente se encuentran impregnadas de fanatismo y poco espíritu cristiano.


Veamos las cosas con calma...


Para evitar prejuicios


Empezaré este artículo aclarando que no tengo nada en contra del hermano Marcos Witt, todo lo contrario, por siempre ha sido de gran bendición en mi vida y en la de quienes me rodean, es imposible pasar por alto el reconocer que ha sido un instrumento en las manos del Señor y uno de los líderes cristianos más importantes de todo nuestro continente.


Así y todo, en este caso opinaré sin fanatismos de lo que he sido testigo a través de los diversos medios. Y si lo hago, será por:


- Por amor a Marcos y a las almas que le siguen, para instar a la oración por él.

- NO para acusar, ni juzgar, ni crucificar, etc.


Seamos entendidos. Esto no es una acusación, es un llamado a analizar todas las cosas y orar, pues Marcos también es hombre que tiene sus problemas y sus errores como todos nosotros en la vida. Sin embargo, pocos son los que tratan de decirnos
“Hey, vas por un mal camino hombre!”, y al contrario, muchos nos aplaudirán aunque nuestro error sea del porte del Titanic.


El origen del problema


Para los que no se han enterado de lo que sucede, esto es lo que pasó: El pasado 23 junio 2006, Marcos Witt participó en un evento ecuménico organizado por la Comunión Renovada de Evangélicos y Católicos en el Espíritu Santo (CRECES), que reunió a evangélicos con católicos carismáticos en el estadio Luna Park de Buenos Aires, Argentina. Su participación se limitó a ministrar las alabanzas sin entrar en lo que es predicación, labor que estuvo a cargo de Raniero Cantalamessa, un sacerdote católico y predicador oficial de la Casa Pontificia desde 1980.


Antes de entrar en el tema, es interesante notar lo que pretende esta organización ecuménica a partir de su
declaración oficial:

 

“Todos los que somos hijos de Dios, seamos evangélicos o católicos, somos hijos del mismo Padre, y por lo tanto, hermanos. Cristo quiere una sola Iglesia, y Él quiere que su Iglesia manifieste en el mundo la unidad y la santidad que caracterizan a Dios. Jesús oró al Padre: “Que sean uno, así como nosotros somos uno” (Juan 17,22).” [1]


Entonces queda claro que es 100% ecuménico el evento organizado por una entidad 100% ecuménica, con integrantes 100% ecuménicos.


Como podrás apreciar estimado lector, la noticia ocurrió hace mucho tiempo (hace más de un año), sin embargo no se hizo mucho eco de ello en los medios evangélicos (tampoco en Canzion, sitio web oficial de Marcos Witt), hasta que recién en estos días salió publicado por NoticiaCristiana.com un artículo que muestra un video sobre unas preocupantes declaraciones de Marcos en torno al motivo por el cual asistió a dicho evento. Ver aquí el artículo y el video.

 

Lo que se dijo en el video [2]


Marcos afirmó que su intención es andar por este “nuevo camino”:

 

"Yo me uní a esta invitación porque quiero investigar este camino, quiero caminar por esta vereda diferente, porque ya conozco la otra. Que Dios nos de la sabiduría, la gracia, para poder tener el acercamiento que yo se que está en el corazón de Dios. Por eso estoy aquí".

Pregunto: ¿Realmente está en el corazón de Dios el acercamiento entre su iglesia (la luz) y Roma (las tinieblas)? ¿Existe comunión entre luz y tinieblas?

Todo lo contrario, cuando aparece la luz, las tinieblas desaparecen, pero nunca están presente las dos en comunión.


La Biblia dice:

 

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré” (2 Corintios 6:14-17).


Ahora, citando al sacerdote católico Raniero, dice:

 

"Ahora tenemos la obligación de ayudar a nuestros hermanos a redescubrir como (lo hicieron) los padres de la 'reformación' como Lutero u otros, el papel de María tal como está en la Biblia".


¡Resulta que ellos nos van a ayudar a redescubrir el papel de María! Podemos apreciar una actitud de “unámonos, pero yo la llevo”. Si alguien es todavía iluso en las intenciones del Vaticano, pensando en que tienen un real interés en conocer nuestra posición, pues está equivocado pues ellos no están dispuestos a aprender sino a enseñar.

Respuesta y defensa de Marcos Witt: "No soy ecuménico"
[3]


A pesar de la evidente participación de Marcos Witt en este evento ecuménico, y de su voluntad de transitar por este camino nuevo de dialogo ecuménico, él mismo Marcos se defendió declarando: “No soy ecuménico”:

 

Para ver lo que dijo Marcos Witt en su defensa, ver aquí.

.

 

“No soy ecuménico. Nunca he sido. Nunca lo seré. Creo firmemente en lo que la Reforma Protestante logró.”


Suena convincente, y de hecho muchos se toman de estas palabras para decir ¿ve? ¡Le dije que no era ecuménico! ¡Él lo dijo! Sin embargo parece que a nadie se le pasó por un momento pensar en separar las palabras de los hechos, y es por todo sabido que más reveladores son los hechos que las palabras.


Resulta que Marcos afirma que no es ecuménico (y quizá en verdad piense eso), sin embargo asiste a un evento ecuménico, confraterniza con líderes católicos ecuménicos y manifiesta su interés por transitar por ese camino nuevo de diálogo ecuménico…. Entonces ¿Si eso no es ser ecuménico, que es lo que es?


Es como una persona que la veo salir del estadio después de gastarse la voz gritando por su equipo favorito, me la encuentro a la salida de dicho estadio y me dice “no me gusta el fútbol”. Simplemente no es coherente la defensa.


Respecto a dicha nota quisiera analizar algunos puntos de los que habla Marcos en su defensa, dejando de lado los penosos ataques al medio NoticiaCristiana (Tema que escapa de este análisis):


1. Brillar la luz de Jesús


“acepté una invitación a ministrar a un evento que reunió unas iglesias evangélicas con algunos católicos carismáticos en la ciudad de Buenos Aires. Mi objetivo al ir: Brillar la luz de Jesús, como lo intento hacer en todos los lugares a donde voy.”


Pregunta: ¿Cómo brilla la luz de Jesús? Respuesta: A través de su Palabra, esto es, cuando se predica su verdad en medio de las tinieblas. Para que brille la luz de la Palabra esta debe eliminar las tinieblas, porque ¿Dónde se ha visto una ampolleta que brille y la oscuridad sigua ahí? Al contrario, cuando brilla Jesús las tinieblas retroceden (las doctrinas romanas), y los corazones de los hombres son alumbrados (se dan cuenta de su error). ¿Cuándo ocurrió eso? No ocurrió, pues Marcos no predicó (predicó un padre católico), y las alabanzas no trasmitían un mensaje que echara fuera las oscuras enseñanzas católicas.


La Biblia dice:


“La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.” (Juan 1:5).


¿Es esto hacer brillar la luz que hace que las tinieblas retrocedan?


2.- Camino interesante (diálogo ecuménico)

 

“En una conferencia de prensa que se celebró en el evento mencioné que era interesante que los carismáticos católicos se habían reunido con los Cristianos Evangélicos para desarrollar un dialogo teológico sobre las cosas que nos unían a ambos. Ese dialogo me pareció un camino interesante.”

Cuando dice “Ese dialogo me pareció un camino interesante”, está diciendo que el ecumenismo (el diálogo interreligioso) le pareció un camino interesante. En otras palabras, cuando habla de “nuevo camino” se trata del ecumenismo.


La Biblia dice:

 

“Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! Participa en sus malas obras.” (2 Juan 1:10-11).

¿Es esto no participar con los que no tiene la doctrina bíblica?


3. Nuevo camino, no de confrontación


“El camino de la confrontación, la acusación y el aislamiento es el que escogieron mis abuelos y mis padres y ya conocemos los resultados de esa decisión: aislamiento, confrontación y acusación. Al referirme a un nuevo camino, me refería a esta nueva actitud: Una de respeto, de dialogo y de acercamiento.”

Reafirmando el punto anterior, se dice que “el camino” es una “nueva actitud” de “respeto, de dialogo y de acercamiento”, o sea, de ecumenismo.

La Biblia dice:


“Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.” (Judas 1:3).

¿Es esto contender ardientemente por la fe?


4.- ¿Apostasía o Ecumenismo?

 

“No me refería a ninguna otra cosa y definitivamente no me refería a dejar mi llamado de ser Embajador Evangélico del Cuerpo de Cristo.”


Esta explicación encajaría mas bien con una acusación de Apostasía (abandono de la fe), pero estamos hablando de ecumenismo, lo que no implica para nada dejar se ser de cierta religión para unirse a otra, por lo tanto, la explicación no corresponde al caso.


Algunas objeciones


En este apartado quiero citar algunas de las frases más comunes a la hora de justificar estos actos ecuménicos, antes de que aparezcan en los comentarios:

“Lo mismo le decían a Jesús cuando se sentaba con los pecadores...”


Respuesta: Claro, pero Jesús predicó un mensaje de arrepentimiento que provocó un cambio en las vidas de los borrachos y prostitutas. Está claro que no hablaron de cosas “que nos unen”.


“¿Que no saben que con la alabanza ya están predicando?”


Respuesta: Claro que se puede predicar con la alabanza, pero en este caso no se cantó ninguna que hablara contra las enseñanzas romanas. La predicación produce un cambio en las vidas.


“Los católicos tienen que saber de Jesús, como no vamos a predicarles”


Respuesta: Claro que hay que predicarles, pero diciéndoles la verdad como lo hicieron Jesús y los apóstoles.


Conclusiones

El objetivo de este artículo no ha sido para sembrar discordia ni división en la Iglesia del Señor, sino que me ha parecido importante emitir una opinión al respecto, con todo el respeto y amor de Dios que se merece una persona que ha trabajado toda su vida en un ministerio fructífero, pero que aún así, no está libre de errores, todo esto para orar por Marcos y su ministerio.


Y no se trata de que ande enrostrando los errores de mis hermanos, sino que, como enseña la Escritura, debemos exhortarnos los unos a los otros con mansedumbre considerándonos a nosotros mismos, pues todos cometemos faltas.


Teniendo en cuenta lo anterior, mi anhelo y oración es que Marcos no participe más en este tipo de eventos, pues puede transformarse para él y para todos sus seguidores en una trampa mortal de la cual no tendrá salida, como ha ocurrido con otros líderes cristianos que le abrieron la puerta a la confraternidad ecuménica.


Por otro lado la Biblia es categórica al momento de advertirnos del peligro de participar en eventos ecuménicos. Simplemente lo prohíbe. Hay que hacerle caso a la Biblia:

“Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas” (Efesios 5:11).

 

Si queremos predicarles a los amigos católicos, existen otros medios que siempre se han usado y han dado muchos frutos… entre esos, yo mismo soy fruto de ese evangelio confrontacional que muchos critican. La historia y el Evangelio mismo lo respaldan: El camino antiguo y bíblico es totalmente efectivo.

Queda fuera del debate de este artículo el estilo periodístico de NoticiaCristiana, y los más variados y exóticos mitos que se le atribuyen a Marcos, de los cuales no daré crédito hasta que se demuestre fehacientemente lo contrario.


Un último llamado


¡Hermanos! Una vez más, no apuntemos con el dedo sino OREMOS por Marcos.

¡Hermanos! Dejemos las trincheras y las descalificaciones por opinar de una u otra forma respecto a este tema. No caigamos en las artimañas del diablo.


Marcos Witt: Si llegases a leer estas líneas, por favor ten en cuenta que reconocer los errores es de grandes, espero que aclares pronto esta situación, pues es indudable que el hecho de participar en actos ecuménicos es un camino reprobado por la Palabra de Dios. Es algo que prácticamente te hace ecuménico, lo quieras o no. Espero que no siguas ese camino tan “peligroso” como lo has declarado, pues el camino que ya estaba establecido es el bíblico y no hay otro más efectivo que ese.


Si quieren opinar, son bienvenidos, siempre y cuando no se ocupen descalificaciones personales como ya lo he visto en otros lados.


Paz a vosotros.


 

* El hermano Víctor Cabrera es un cristiano evangélico chileno y administra el sitio web: "Maranata".

http://vicabrera.blogspot.com

 

Referencias:


[1] CRECES. Declaración común. http://www.enredando.org.ar/noticias_desarrollo.shtml?x=28804

[2] NoticiaCristiana. Marcos Witt y ecumenismo: “Quiero caminar por esta vereda diferente” (video). http://www.noticiacristiana.com/news/newDetails.php?idnew=83235

[3]
Canzión. Marcos Witt ¿Ecuménico? http://canzion.com/cz/index.php?option=com_content&task=view&id=488


MÁS INFORMACIÓN:

Vea algunos fragmentos de la participación de Marcos Witt en el III Encuentro de la Comunión Renovada de Evangélicos y Católicos en el Espíritu Santo (CRECES), realizado en Argentina en junio del 2006.
.
.

..